La tasa de filtración bancaria es aquella que mide la proporción del efectivo que llega a los depósitos bancarios. Cuanto mayor sea la tasa de filtración, menor será la cantidad de depósitos y el dinero que el sistema bancario pueda crear.

Por tanto, si existe un incremento de la tasa de filtración bancaria, existirá un aumento del efectivo que tiene en circulación el sector privado no bancario, disminuyendo la base monetaria que hay en la economía.

tasa filtración bancariaConsecuencias de la tasa de filtración bancaria

Un incremento de la tasa de filtración bancaria puede traer las siguientes consecuencias:

  • Incremento de la economía sumergida dirigida a negocios ilegales tales como la trata de personas, la compra-venta de droga y armas, prostitución, la salida de capitales y el blanqueo de dinero, y otros muchos negocios más con el objetivo de evadir impuestos. En definitiva, negocios que no están asociados con economías desarrolladas.
  • Inflación y devaluación de la moneda nacional.
  • Mayor gasto del Estado para controlar la evasión de capitales.
  • Menor oferta de crédito para desarrollar inversiones productivas.
  • Peor cuantificación de la base monetaria de una economía.
  • Riesgo sistémico en el sector bancario y, por ende, esto puede afectar a todos los sectores de la economía, ya que tendríamos una crisis de liquidez.
  • Incrementos de la tasa de desempleo.
  • Mayores índices de criminalidad y, por tanto, menores entradas de inversión extranjera directa.

Las consecuencias serían catastróficas para cualquier país ya que existe un menor control del dinero en circulación, por tanto, es un efectivo no visible que no es fácil de rastrear, siendo un objetivo prioritario la drástica disminución de esta tasa. De esta forma, la reducción de la filtración bancaria debe ser un imperativo de política económica de cualquier país y tiene que haber una acción común y coordinada entre todos ellos.