¿Por qué la OPEP ha decidido recortar la producción de petróleo?

petroleo barato

Ante las importantes caídas del precio del petróleo, la OPEP ha tomado la determinación de reducir la producción en 1,2 millones de barriles diarios. Así pues, los países del cártel se encargarán de reducir la producción en 800.000 barriles diarios a los que habrá que sumar otros 400.000 barriles diarios de países no miembros del cártel. Pero, ¿qué hay detrás de este recorte de la producción?

Es indudable la influencia del petróleo como materia prima en la economía mundial. Ya en su artículo “El crudo marca máximos de tres años: ¿Por qué sube ahora el petróleo?” nuestro compañero José Francisco López advertía que el petróleo significa alrededor del 32% de la energía primaria en el mundo. Es más, las industrias de naciones como China, Sudáfrica, Brasil e India dependen en buena medida del petróleo para llevar a cabo su actividad industrial.

Factores clave en la fluctuación del petróleo

Pues bien, si estudiamos la evolución de los precios del petróleo en el presente 2018 podríamos compararlo con una montaña rusa. Y es que, como materia prima, el petróleo, está sometido a fluctuaciones en su precio.

Al igual que en cualquier mercado, en el del petróleo entran en juego las variaciones que puedan sufrir la oferta y la demanda o el desarrollo de los acontecimientos políticos. Prueba de ello es cómo afectan los conflictos y las tensiones en Oriente Medio a los precios del petróleo.

En esta ocasión, la caída del petróleo se debe a una combinación de aspectos geopolíticos y a un importante desajuste entre la oferta y la demanda. Por ello, vamos a desgranar las causas que han llevado a esta importante disminución de la producción diaria de barriles de petróleo.

Antecedentes del recorte de la OPEP

Antes de analizar la decisión tomada en Viena por la OPEP y otros países afines, conviene echar la vista atrás y repasar los antecedentes. Ya en 2012 comenzaron los problemas, haciéndose notar el desajuste entre la oferta y la demanda de petróleo. Si bien en 2016 ya comenzaron a llevarse a cabo recortes de producción con la finalidad de incrementar el precio.

Estados Unidos y Arabia Saudí han incrementado la producción en 2018

No obstante, merece la pena observar el comportamiento de Estados Unidos y Arabia Saudí. Ambos son los principales productores mundiales de petróleo, con 11 590 000 barriles por día y 11 270 000 barriles por día respectivamente. En el presente 2018 la producción de crudo de ambos países ha aumentado en 3,3 millones de barriles. Es más, Estados Unidos ha vuelto a convertirse en el primer productor mundial de petróleo desde 1973. Ante semejante aumento de la producción, la oferta ha aumentado excesivamente y los precios del petróleo se han desplomado bruscamente.

Esta espectacular caída del petróleo se ha visto agravada por la decisión de junio de 2018 de no continuar con los recortes de la producción. A todo ello también hay que añadir que las exportaciones petrolíferas de Irán tampoco han descendido al nivel que se esperaba.

Exceso de oferta

Como cualquier otra materia prima, el precio del petróleo se rige por la ley de la oferta y la demanda. Si observamos el comportamiento del llamado oro negro a lo largo de los últimos dos meses encontraremos que ha descendido un 30%. Todo ello se explica por una oferta muy superior a la demanda.

En otras palabras, en una situación de exceso de oferta como el que se da en el mercado del petróleo, el precio de esta materia prima se encuentra por debajo del precio de equilibrio. Esto implica que la cantidad que ofertan los productores de petróleo es superior a la cantidad demandada. De ahí que el cartel conformado por los países de la OPEP y otros países afines como Rusia busquen reducir la producción de petróleo. Actuando sobre la oferta, contrayéndola, esta serie de países productores pretenden regresar al precio de equilibrio.

Mirando al futuro del petróleo

Si miramos de cara al futuro y nos plantamos en 2019, los países de la OPEP observaban el próximo año con preocupación. Sus temores se basaban en que el aumento de las extracciones de petróleo fuesen superiores a la demanda mundial. Este es otro de los motivos que han llevado a los productores de petróleo a reducir la producción con la finalidad de incrementar el precio.

Tampoco hay que olvidar las poco halagüeñas perspectivas de consumo. Este factor ha contribuido a llevar a cabo un recorte de la producción que contribuya a impulsar el precio del oro negro.

Por el momento el barril de Brent, indicador de referencia del petróleo en los mercados europeos, ha aumentado casi el 5%, alcanzando los 63,02 dólares. También el West Texas, que sirve de referencia en tierras estadounidenses, ha escalado hasta los 53,92 dólares, lo que significa una subida del 4,72%. A la vista de estas fluctuaciones parece que, de momento, el recorte de la OPEP está teniendo el efecto deseado.

 

 

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario

HERRAMIENTAS

LO MÁS LEÍDO DEL MES

DEFINICIONES DE ECONOMÍA