Año económico

El año económico es aquel que establece el funcionamiento de estados y diferentes organizaciones e instituciones. Se trata de un periodo de doce meses a través de los cuales se enmarca el funcionamiento económico de estos y el desarrollo de sus distintas actividades.

Lo más común es que el año económico coincida con el conocido como año natural. Es decir, que arranque el día 1 de enero de cada año y finalice el día 31 de diciembre.

No obstante, también es posible que el año económico comience el 1 de julio y finalice el 30 de junio del año siguiente. De hecho este tipo de año económico fue el seguido por la Administración Pública del Estado Español hasta el año 1899.

La fijación de un determinado año económico suele considerarse útil a la hora de establecer mediciones o comparativas de las distintas variables económicas habituales en el día a día de un país u organización. Por ejemplo, existe la medición del PIB tomando como referencia los distintos años (PIB 2017, PIB 2018…)

Año económico frente a año financiero o fiscal

A menudo el concepto de año económico suele ser identificado con el de año financiero o fiscal. Esto mismo sucede debido a que en cada final del año económico, es habitual que se realice el cierre fiscal o financiero de toda cuenta para su regularización y se calcule el peso fiscal correspondiente.

No obstante, suele considerarse que el año fiscal es establecido desde un punto de vista privado, o en otras palabras, cada empresa establece su año fiscal mientras que el año económico se entiende como un concepto más aplicado al entorno económico y al país en el que se desarrolla la actividad.

En otras palabras, en un territorio en particular cada empresa puede contar con un año fiscal o financiero distinto pero todas comparten el mismo año económico establecido por su país correspondiente.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario