Innovación social

La innovación social se define como todas aquellas ideas nuevas sobre productos, servicios y modelos que solucionan un problema social o cubren una necesidad de forma más eficaz y eficiente que las alternativas actuales, al mismo tiempo que establecen nuevas relaciones sociales y sinergias.

Por tanto, la innovación social son las soluciones que cambian profundamente el sistema social que se nos ha dado, reduciendo la vulnerabilidad de las personas.

Las revolucionarias ideas que llevan el componente de innovación social integrado, son tan difíciles de introducir en la sociedad como complejos son los retos a los que se enfrentan. Hablamos de problemas como la pobreza, la discriminación, el desempleo, el cambio climático, las adicciones o la violencia de género. Se necesitan cambios a nivel individual, organizacional y social, así como, cambios legales, culturales, económicos y políticos para ayudar a la sociedad y al planeta a prosperar.

Elementos que contiene la innovación social

Para que una idea sea clasificada como innovación social, debe tener elementos como:

  • Dimensión medioambiental, económica, ética o cultural. Debe darse la transversalidad de soluciones porque los problemas no sólo afectan a una dimensión, sino que salpican al resto y, por lo tanto, las soluciones deben tener en cuenta todos los aspectos. Así, puede aprovechar una oportunidad para establecer sinergias y cubrir una necesidad o solucionar un problema de manera más eficiente.
  • La innovación debe tener una visión sostenible a largo plazo. Es decir, los problemas a los que nos enfrentamos no han surgido de un día para otro, y la solución no va a tener efecto inmediato en el corto plazo, sino que deben introducirse cambios paulatinamente con el objetivo de erradicar el problema en el largo plazo y de manera sostenible en el espacio y tiempo.
  • La solución debe ser escalable y replicable. Vivimos en un mundo globalizado y conectado, por lo que cualquier tipo de alternativa que se proponga debe poder ser imitada en otra parte del mundo y extender las buenas prácticas rápidamente.
  • No importa si la innovación social proviene del sector público o privado, siempre y cuando se cree valor para la sociedad.

Para fomentar la innovación social, hay que impulsar la asunción de riesgos, curiosidad, creatividad, concienciación de la problemática social y el espíritu emprendedor (aunque no se debe confundir con el concepto de emprendimiento social).

Ejemplos de innovación social

Estos son algunos ejemplos de innovación social promovidos por diferentes actores de la sociedad:

Innovación social promovida por las empresas

Un ejemplo de ello puede ser un programa de coaching para mujeres que han sobrevivido a la violencia de género y quieren reorientar sus carreras profesionales.  Ofrecer formación y motivación que ayuda a las mujeres a mejorar su autoestima y conseguir un empleo, a la vez que la empresa gana en reputación social.

Innovación social promovida por entidades financieras

La banca ética son aquellas actividades que llevan a cabo entidades financieras sin un fin exclusivamente económico y especulativo, sino que canalizan sus beneficios hacia la economía real. Un ejemplo de ello son los microcréditos promovidos en la India por Muhammad Yunus (premio nobel de la paz en 2006) que consiste en ofrecer pequeños créditos a personas pobres y desfavorecidas que otras entidades financieras se lo denegarían, para poner en marcha nuevos negocios de sectores como la agricultura, el comercio o energías renovables, por ejemplo.

Las condiciones nunca son abusivas y no se financian actividades delictivas, prostitución o narcotráfico. De esta manera se favorece el desarrollo de zonas más pobres y genera oportunidades de negocio para que las personas más vulnerables puedan labrarse un futuro sin depender de limosnas.

Innovación social promovida por los gobiernos

El acceso universal a la sanidad para todos los ciudadanos de manera gratuita es un buen ejemplo de lo que los gobiernos pueden hacer por mejorar la situación de la sociedad.

Innovación social promovida por la unión de empresas y ONGs

En países subdesarrollados es esencial mejorar el bienestar de su actividad diaria, mediante el acceso a la educación, electricidad o agua potable. Empresas y ONGs pueden unir sus fuerzas para generar nuevas nuevas técnicas que mejoren estos aspectos y en colaboración, hacerlo llegar a la población que lo necesita. Este es otro de los fenómenos de innovación social que nos podemos encontrar.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario