Ley de Walras

Lectura: 4 min

La ley de Walras es un principio de la teoría del equilibrio general que afirma que la suma de la demanda agregada debe igualar la suma de la oferta agregada, teniendo en cuenta los precios.

Este sencillo modelo económico funciona en condiciones de competencia perfecta y lo que busca encontrar es el precio de equilibrio.

Fórmula de la ley de Walras

La fórmula más sencilla para representarla es la siguiente:

Ley De Walras Formula

Esta fórmula explica que las sumatoria de la demanda agregada es igual a la sumatoria de la oferta agregada, lo que da una igualación de 0.

Para desarrollar su modelo se basó primero en la ley de Say. Donde cada oferta crea su propia demanda, esto se puede ejemplificar de la siguiente manera. Imaginemos un sastre que vende pantalones y su precio de oferta es de 100$. A su vez, con el dinero que obtiene de la venta de sus pantalones se convierte en demandante de 2000$ de otros productos del mercado, puesto que esto viene a constituir su poder adquisitivo. Esta es la ley de Say.

Desarrollo de la ley de Walras

Walras quiso llevar esta teoría a la economía agregada. Para él lo más importante era el tanteo de los precios, por ello generó su modelo con un sistema de ecuaciones que:

  • Incluye n ecuaciones y n incógnitas.
  • Supone una cantidad de unidades fijas de productos.
  • Considera que los bienes son limitados, digamos 20 pantalones.

Para él lo que se debía despejar era el precio como la incógnita principal del modelo o variable independiente. Para este economista el precio es el que debe ajustarse hasta que el mercado se vacía.

Para entenderlo mejor observemos las siguientes gráficas:

Gráfico 1 Walras

Para el precio 10, la cantidad demandada es de 100 y la cantidad ofrecida es de 500, lo que provoca un exceso de oferta de 400 unidades.

Gráfico 2 Walras

Para el precio 2, la cantidad demandada es de 500 y la cantidad ofrecida es de 100, lo que ocasiona una demanda insatisfecha de 400 unidades.

Gráfico 3 Walras

Al precio 6 se iguala la cantidad demanda y ofrecida en 300 unidades, lo que implica que no hay faltante, ni excedente de producto. La igualación de la cantidad de oferta y demanda comprueba el enunciado de la Ley de Walras.

Supuestos del modelo de Walras

La manera como Walras determinó su modelo fue considerando cómo funcionaban los mercados rurales que se abrían a una hora determinada y se cerraban a una hora determinada. En ellos, los oferentes y demandantes actuaban ejerciendo subastas simultáneas. Estas subastas permitían que se encontrara el mejor precio para los oferentes (el más alto) y el mejor precio para los demandantes (el más bajo).

Este modelo se generó durante el surgimiento de la Escuela Neoclásica de Economía, donde se empezaron a usar los modelos matemáticos para formalizar la ciencia económica, eso quiere decir darle el carácter de ciencia. Para que estos modelos funcionen es necesario aplicar el supuesto “Ceteris Pabirús”, esto es manteniendo todo constante, por ello una condición esencial era que hubiera competencia perfecta, esto implica infinitos competidores e infinitos consumidores; con el propósito que nadie influyera en el precio.

Ejemplo ley de Walras en la bolsa de valores

La ley de Walras podría verse aplicada en la bolsa de valores. En ese mercado, existen corredores que representan a los oferentes y corredores que representan a los demandantes.

Pensemos que en el mercado de materias primas como el café unos ofrecen el café a 80$, otros a 70$ y otros a 60$. Paralelamente hay demandantes que buscan comprar ese café. Inicialmente un corredor que representa al demandante está dispuesto a pagar el precio de 60$ que es el más bajo, pero aparece otro demandante que quiere quedarse con el producto y está dispuesto a pagar 70$ por el producto. Para el precio de 80$ dólares no hay compradores.

Si nos damos cuenta se alcanza el precio de equilibrio de 70$, eso implica que es el mejor precio para el oferente, es decir el más alto que se pudo encontrar en ese mercado y el mejor precio para el demandante, es decir el más bajo que se pudo obtener. No se encontraron oferentes dispuestos a vender al precio de 60$ y no se encontraron demandantes dispuestos a comprar al precio de 80$.

Como conclusión podemos afirmar que todos los participantes en la transacción salieron beneficiados, porque encontraron los mejores precios.

Este aporte de la escuela neoclásica de economía es uno de los incentivos que mueve los mercados donde cada participante quiere maximizar su utilidad, el oferente espera vender al precio más alto y el demandante el precio más bajo.

No obstante, existen críticas que alegan que el modelo de Walras no se aplica ciento por cien en la práctica, al considerarse un modelo con unos supuestos ideales.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario