Multa

Una multa es una sanción pecuniaria (en dinero o especies) que se aplica cuando un individuo u organización infringe alguna ley o normativa.

Una multa es un castigo que puede imponer una autoridad sobre aquellos que han infringido alguna norma. Es pecuniaria puesto que debe pagarse en dinero y usualmente es coercitiva, ya que en caso de no cumplimiento del pago, se aplican multas sucesivas y acumulativas.

Objetivo de la multa

Tiene como objetivos principales desalentar y sancionar el incumplimiento de las normas vigentes. No necesariamente tiene como objetivo de reparar o compensar a los afectados por la infracción.

Tipos de multas

Existen varios tipos. A continuación presentamos algunas de ellas:

  • Fiscal: la imponen las autoridades fiscales
  • Civil: depende de tribunales civiles o comerciales
  • Disciplinaria: sanciona conductas profesionales inadecuadas

Ejemplos de multas

Uno de los ejemplos más conocidos son las multas de tránsito. Se imponen sobre aquellos conductores que han violado, de manera intencional o no, alguna de las normas de transporte.

Otros ejemplos son las multas por incumplimiento en el pago de impuestos u otras conductas como pintar paredes o botar basura en lugares no permitidos.

La multa en la legislación española

Se trata de un tipo de “pena” o castigo previsto en el Código Penal. Otras penas reconocidas son: la privación de libertad, localización permanente, privación de tenencia de algo, etc.

Según el artículo 50 del Código Penal, existen dos modalidades de multas:

  • Días-multa: se basa en la duración temporal de la multa y cuota a pagar. Tiene en cuenta la capacidad económica (ingresos) del sujeto sancionado.
  • Proporcional: proporcional al daño causado, el objeto del delito y el beneficio reportado

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario