El cobalto es un mineral cada vez más presente en nuestra vida cotidiana. Las baterías de litio de los smartphones y ordenadores lo precisan para ser más duraderas. Incluso las baterías de los coches eléctricos lo requieren para su fabricación. Llama la atención que haya ganado tanta importancia un mineral que tiempo atrás se empleaba para pigmentar de azul las cerámicas. Pues bien, las nuevas tecnologías y los coches eléctricos han impulsado el precio del cobalto a máximos históricos.

Desde que el cobalto comenzó a cotizar en la bolsa de Londres en 2010, se ha situado en máximos históricos. Nada más y nada menos que a 81.000 dólares la tonelada métrica. Evidentemente, el aumento del precio del cobalto se debe a un fuerte incremento de la demanda.

China y el coche eléctrico

Entre los motivos que han impulsado la demanda de cobalto y en consecuencia el aumento de su precio se encuentra una creciente demanda de los coches eléctricos. Como anteriormente decíamos, el cobalto es necesario para la fabricación de las baterías de este tipo de automóviles. En este sentido, China tiene una fuerte responsabilidad, hecho que ya advertíamos en nuestro artículo “China lanza una decidida apuesta por el automóvil eléctrico”. Y es que empresas dedicadas al suministro de baterías como Contemporáneo Amperex Technology encuentran su mayor volumen de negocio en el mercado chino.

No solo China apuesta por el coche eléctrico. Empresas como Tesla y Volkswagen están negociando con Glencore para garantizar su abastecimiento de cobalto. La necesidad del preciado mineral irá en aumento, por lo que se calcula que Glencore logrará obtener 63.000 toneladas de cobalto para 2020, en comparación con las 27.000 toneladas del año de 2017.

Resulta evidente que muchos países están decididos a sustituir los coches diésel y gasolina por automóviles eléctricos. Es más, los expertos ya estiman que para 2020 la demanda de coches eléctricos crecerá de manera exponencial. Por ello, los fabricantes van a tener que adaptarse a una creciente demanda en los próximos años, para lo que será necesario que estén bien abastecidos de cobalto.

Pese al notable aumento de la demanda del automóvil eléctrico, la electrónica de consumo supone actualmente el 72% de la demanda de cobalto según el informe realizado por los expertos de Darton Commodities. A todo ello hay que añadir que alrededor de la cuarta parte de la producción mundial de cobalto se destina a los teléfonos inteligentes.

El cobalto, esencial para tablets y smartphones

Bien es cierto que la demanda de cobalto ha experimentado un gran incremento en los últimos años a causa de la creciente fabricación de tabletas y smartphones, pero el mercado se encuentra en una situación en la que la oferta sigue siendo superior a la demanda. Es posible que esta situación cambie en los años venideros, cuando la demanda de coches eléctricos aumente.

Los fabricantes de teléfonos móviles y tabletas temen que ante el próximo aumento de la demanda de coches eléctricos, el cobalto empiece a escasear. Precisamente Apple, uno de los mayores consumidores de cobalto, dejaba que sus fabricantes de baterías se ocupasen de la compra de tan preciado mineral.

Pero la cada vez mayor demanda de cobalto, hace que Apple quiera garantizarse el suministro de dicho mineral. Esta es la razón por la que el gigante tecnológico busca abastecerse de miles de toneladas para los próximos años a través de la firma de varios contratos con empresas de la minería. Entre las compañías con las que Apple ha mantenido conversaciones vuelve a figurar un nombre anteriormente citado: Glencore.

El futuro parece augurar que existirá una batalla por el suministro del cobalto entre las empresas de electrónica de consumo y los fabricantes de automóviles, de hecho, Samsung y BMW han demostrado una gran celeridad para firmar contratos que les aseguren un buen abastecimiento de cobalto.

Dos herramientas muy importantes que permitirán el aprovisionamiento de cobalto serán los llamados mercados de futuros y las compras de grandes volúmenes, que protegerán a los compradores de cambios en los precios que puedan perjudicarles.

Ahora bien, el país con mayores reservas de cobalto es la República Democrática del Congo, una nación marcada por la inestabilidad política. Para mayor desgracia, en el sector minero de la República Democrática del Congo aún se sigue recurriendo a la mano de obra infantil. Sin duda alguna, el abastecimiento de cobalto presenta un difícil y espinoso rompecabezas económico, social y político.

 

Reservas mundiales de cobaltoFuente: Fitch