La palabra altcoin es un acrónimo que viene de  las palabras“alternativa” y “coin”. Este termino se utiliza para referirse a las monedas digitales alternativas a Bitcoin, es decir criptomonedas que no son el bitcoin. El desarrollo de estas monedas alternativas se ha visto propiciado por el éxito de Bitcoin y su arquitectura de código abierto. Estas se construyen a partir de ramificaciones o “forks” del código fuente de este.

Cada altcoin se implementa a partir de su propia cadena de bloques y su propia red P2P (Per-to-Per o red entre pares en español). Además, algunas altcoins utilizan un algoritmo propio de minería. Los más populares son Prof of Work (o prueba de trabajo en español) y Prof to Stake (Prueba de participación). Por lo tanto cualquier persona que tenga un equipo con el que pueda minar (producir) una altcoin, sería capaz producir su propia criptomoneda.

Estas monedas cotizan en mercados financieros y su valor depende de la oferta y la demanda. Las altcoins a día de hoy no pueden utilizarse para realizar transacciones ni para adquirir bienes y/o servicios. Si se quiere realizar una transacción o adquirir algún bien o servicio, se tienen que convertir a Bitcoin (este si es aceptado en algunas ocasiones para realizar pagos). En el caso de que en alguna transacción no se acepten Bitcoins como medio de pago, se pueden cambiar a moneda fiat (como puedan ser euros, dólares o yenes).

Las altcoins se utilizan como fuente de financiación alternativa para proyectos empresariales relacionados con la tecnología y el desarrollo de nuevos conceptos digitales. Cuando nace un nuevo proyecto, se realiza lo que se conoce como “ICO” o “initial coin offer”. Los desarrolladores del proyecto ponen a disposición del público una cantidad de monedas que estos pueden comprar y  financiar así los proyectos.
El objetivo de una “ICO” es el mismo que el de una oferta pública de venta (OPV) en el mercado de acciones, solo que en este caso los títulos que se entregan al inversor son altcoins.

Ventajas de las altcoins

  • Descentralización: Estas monedas no dependen de ninguna autoridad monetaria que controle su emisión y o circulación. Por tanto eliminan a los bancos centrales del proceso y descentralizan cualquier aspecto imaginable en la vida real.
  • Utilidad: Cada altcoin está concebida para un propósito o una temática distinta, pretendiendo de esta manera aportar valor.
  • Innovación: Cada nueva altcoin pretende incluir o aportar detalles técnicos que Bitcoin no incorporaba en un principio. Por tanto, tratan de mejorar las funcionalidades de este.

Desventajas de las altcoins

  • Liquidez: La liquidez de la mayoría de altcoins por el momento es ínfima en comparación a Bitcoin.
  • Fracaso de muchos proyectos: Los proyectos que financian las altcoins no siempre tienen éxito.