Un corralito es una restricción decretada por un Gobierno que consiste en impedir que los bancos abran sus puertas para evitar que los ciudadanos retiren su dinero al mismo tiempo, hundiendo el sistema financiero.

El principal motivo por el que un corralito se decreta, es para evitar que se extienda una situación de pánico bancario, en la que los ciudadanos acuden al banco en masa para retirar todo el dinero de sus cuentas por miedo a que éste pierda valor.

Siendo más precisos en su definición, consiste en aplicar restricciones sobre la extracción de dinero mantenido en las cuentas en el banco, cuyo objetivo es evitar la salida en masa de depósitos del sistema que pueda llevar a la quiebra de las entidades bancarias.

En las situaciones en las que sucede esta restricción a la extracción de dinero en un país, suele ir asociado a una situación de crisis, con enormes cantidades de deuda, tiempos de recesión económica y por ende pérdidas de confianza total por parte de los ciudadanos en el sistema financiero. Su duración está determinada por el tiempo en que los ciudadanos recuperen la confianza en las entidades bancarias.

Origen del término corralito en Argentina

La expresión corralito viene de Argentina -en el año 2001- cuando se prohibió que la gente fuera al banco a sacar su dinero. La diferencia con respecto al corralito en otros países, es que en aquel momento en Argentina había dos monedas, el peso y el dólar.

La gente tenía cuentas bancarias en ambas monedas indistintamente. Debido a la mala gestión económica de los sucesivos gobiernos corrió el rumor de que el gobierno iba a devaluar el peso, y como consecuencia la gente que tuviera cuentas en pesos iba a perder parte de su valor, no así en las cuentas en dólares porque el valor del dólar era determinado en Estados Unidos.

Debido a esta situación, el pánico provocó que la gente fuera a sacar su dinero para comprar dólares (los bancos en esta situación se quedarían sin reservas de dólares, porque si muchos clientes acuden al banco a comprar dólares el banco debe venderlos). El gobierno impidió que la gente sacara dinero de los bancos, tanto en pesos como en dólares durante un año.

Finalmente, el gobierno transformo todas las cuentas de dólares a pesos y devaluó el peso, expropiando el dinero de los ciudadanos al quitarles los dólares y devolverles el dinero en pesos devaluados.

Corralito parcial en Chipre

Existen otros corralitos vividos recientemente como el caso de Chipre en el año 2013, conocido como el primer corralito parcial en la Unión Europea.

Chipre, oficialmente la República de Chipre, es un estado miembro de la Unión Europea situado en la isla homónima. Su situación económica era muy delicada y necesitaba un rescate por parte de la Unión Europea a toda costa. Para ello, se le exigía por parte del Eurogrupo establecer unos impuestos a los depósitos para contribuir al rescate financiero, establecidos en un 6,75 por ciento para todos aquellos que tuvieran depósitos por debajo de los 100.000 euros. Ésta era del 9,9 por ciento para las cantidades por encima de los 100.000 euros.

Finalmente, el paquete de ayuda –rescate financiero- para la isla mediterránea fue de 10.000 millones de euros tras aplicar las medidas mencionadas.