Un fondo global es un tipo de fondo de inversión cuya política de inversión no está definida de forma precisa.

Los fondos de inversión están obligados a publicar folletos en los que se detalla información sobre los mismos. Uno de los apartados más importantes del folleto es la política de inversión del fondo.

Es decir, principalmente, dónde invierte y en qué proporciones lo hace.

Las definiciones de fondo global van desde aquellos que dicen que la política de inversión de un fondo global es inexistente hasta aquellos que dictan que es simplemente una política de inversión flexible.

¿Por qué existen los fondos globales?

La idea detrás de estos tipos de fondos es francamente sencilla. Cuando un fondo de inversión establece una determinada política de inversión, está obligado a cumplirla. Pero ¿Y si las circunstancias de mercado no permiten optimizar la gestión con dicha política de inversión? De ahí nace la idea de fondo global.

Por ejemplo, un fondo mixto que establezca que su cartera estára compuesta 50% bonos chilenos y 50% acciones argentinas. Evidentemente, el gestor del fondo elegirá aquellos bonos que crea que son mejores dentro de los chilenos. Y, a la misma vez, aquellas acciones argentinas que vea con más potencial.

Sin embargo, puede que por las circunstancias económicas sea mejor invertir en acciones de otro país o un mayor porcentaje en bonos del establecido.

De manera, que un fondo global se basa en la idea en qué siempre se invertirá en aquellos activos que generen una rentabilidad acorde con riesgo de mejores características. Independientemente de la zona geográfica o del tipo de activo.

Tipos de fondo global

Los fondos de tipo global, como ya hemos indicado, no tiene definida su política de inversión. Por ello es que no tiene mucho sentido hacer una clasificación de los mismos.

Hoy un fondo global puede estar invirtiendo un 90% en bonos y de aquí a dos años no invertir nada en bonos. En cualquier caso, los fondos globales suelen establecer alguna que otra directriz sobre la orientación de su inversión:

  • Zona geográfica: Algunos fondos a pesar de ser globales, establecen zonas de actuación. Por ejemplo, inversión en economías de la zona euro.
  • Tipo de producto: Establecen tipos de productos con los que trabajan. Así, algunos no utilizarán derivados financieros para coberturas y otros sí. Por ejemplo, uso de opciones financieras para minimizar el riesgo en determinadas situaciones.
  • Composición de la cartera: No suelen establecer porcentajes fijos, pero para orientar al inversor pueden establecer algunos porcentajes para determinados activos. Por ejemplo, no se invertirá nunca más de un 90% en renta fija.
  • Horizonte temporal: Dentro de los fondos globales existen fondos enfocados al corto plazo y otros al medio y largo plazo.

Por último, cabe mencionar, que los fondos globales suelen tener mayores niveles de riesgo en sus inversiones. Lo cual no quiere decir, que no puedan obtener buenos resultados. Sino, simplemente, que existe mayor incertidumbre en sus resultados.