El punto de saturación es el nivel de consumo en donde el consumidor no obtiene utilidad y las unidades adicionales que obtiene le son indiferentes o perjudiciales.

En el punto de saturación, no se espera ningún incremento en la demanda ya que los consumidores no desean unidades adicionales. No les reportan ninguna utilidad o incluso pueden dañarlos. Así por ejemplo, un consumidor puede encontrar que su punto de saturación de tartas es de 4 unidades, la cuarta unidad ya no le produce utilidad adicional y una quinta podría causarle malestar.

Características del punto de saturación

Las características principales son:

  • La utilidad marginal obtenida por el consumidor es cero
  • En el caso de un mercado en punto de saturación, no se espera un incremento de la demanda a no ser por que aparezcan nuevos clientes en el mercado o por reemplazo por obsolescencia.
  • Consumir más unidades del producto o servicio a partir de este purnto puede ser indiferente para el consumidor o incluso perjudicial.

Cómo encontrar el punto de saturación

El punto de saturación depende de las preferencias del consumidor. Su existencia se deriva de la llamada “Ley de utilidad marginal decreciente”, que señala que las unidades adicionales de consumo reportan cantidades de utilidad decreciente. Cuando la unidad adicional reporta utilidad cero, hemos llegado al punto de saturación.

La Ley de utilidad marginal decreciente y el punto de saturación tienen una explicación lógica. El consumidor valora fuertemente las primeras unidades de consumo pero una vez que va adquiriendo más, su utilidad va decayendo. Este comportamiento se puede observar en el consumo de varios bienes y servicios. Suponga por ejemplo un consumidor que tiene mucha sed, la primera botella de agua será muy valiosa ya que le reporta gran utilidad al apagar su sed (de hecho estará dispuesto a pagar más por ella), pero unidades adicionales ya no tienen tanto valor, porque su necesidad urgente ya fue cubierta.

En el siguiente gráfico podemos ver el punto de saturación. Como vemos, la curva de utilidad marginal es decreciente hasta el punto de saturación en que se vuelve negativa. La curva de utilidad total en tanto, es creciente (ya que se van sumando las utilidades marginales positivas) hasta el punto de saturación, cuando empieza a decaer.