Austeridad

La austeridad es un concepto muy empleado en el ámbito económico al referirse a la aplicación de una política económica basada en la reducción de gasto público y el aumento de impuestos.

El esquema básico de la austeridad económica reside en la mayor reducción posible de gasto público y el aumento de la presión fiscal sobre ciudadanos y empresas de un determinado país.

Es decir, aumentar el nivel de recaudación pública y minimizar el gasto por parte del Estado de cara a conseguir el menor déficit público posible.

Con motivo de una recesión económica y la respuesta de distintos gobiernos frente a la crisis, este concepto adquiere una especial relevancia especialmente a la hora de describir las nuevas políticas económicas que se pretenden aplicar.

Aspectos positivos de la austeridad económica

Es habitual que un gobierno amenazado por una situación de cercano incumplimiento de sus compromisos de deuda actúe activando medidas políticas y económicas restrictivas.

De este modo, la austeridad permite a los estados enfrentar situaciones límite ayudando a mejorar las cuentas nacionales y evitar, en cierto modo, la quiebra o bancarrota.

También un aumento del nivel de impuestos provoca un mayor nivel de recaudación que, sumado al descenso del nivel de gasto en materia pública puede reducir un déficit considerablemente o incluso suponer la aparición de un superávit público.

Aspectos negativos de la austeridad económica

Aunque las medidas de austeridad emprendidas en todo el mundo en los últimos años nacieron con la finalidad de la mejoría económica, no todas estas prácticas han tenido dicho resultado.

Por otra parte, la aparición de los llamados recortes de gasto siempre ha sido notoriamente criticada ya que en muchos casos han tenido efecto sobre importantes bases de la economía pública como son la sanidad, la educación o las infraestructuras.

Es decir, si bien estas medidas suelen traducirse en una mejor salud de las cuentas públicas y la economía de un país, suelen conllevar una disminución de bienestar para la ciudadanía.

La austeridad en otros niveles

Alternativamente el concepto de austeridad es aplicable igualmente a la economía más doméstica, teniendo en cuenta la gestión que realizan los hogares de sus recursos o en su planificación económica familiar.

Esto se realiza mediante la misma fórmula de reducción de gasto y aumento si es posible del nivel ingresos.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario