Capitalismo popular

Lectura: 3 min

El capitalismo popular es una corriente de pensamiento que propone que los recursos económicos se mantengan principalmente en poder de los privados.

En otras palabras, el capitalismo popular se sugiere disminuir lo más posible el tamaño del Estado, dando a su vez mayor libertad a los ciudadanos.

Según esta teoría, cuando las personas pueden disponer de sus bienes y emprender negocios sin trabas del gobierno, se genera progreso. Esto, a nivel individual y colectivo. Al mismo tiempo, la sociedad tendería a ser menos desigual. Es decir, se espera una reducción de las diferencias entre las clases sociales.

Pilares del capitalismo popular

Los pilares del capitalismo popular son principalmente los siguientes:

  • Mercado libre: Bajo este principio, la oferta y la demanda determinan los precios de los bienes y servicios. Es decir, no interviene el Estado. De esa manera, según los economistas liberales, se consigue siempre la asignación más eficiente de los recursos.
  • Propiedad privada: Es el derecho de las personas naturales y jurídicas de poseer y administrar sus bienes. Al ser garantizado por el gobierno, se propicia la inversión y la actividad empresarial.
  • Libertad individual: El capitalismo considera que cada persona de ser capaz de tomar sus propias decisiones. Solo de esa manera, alcanzará un mayor bienestar. Esto se contrapone al colectivismo que propone la planificación central donde el Estado decide por el individuo.

Argumentos a favor del capitalismo popular

Los argumentos más recurrentes a favor del capitalismo popular son tres:

  • La teoría de la dispersión: Según los defensores del capitalismo popular, cada vez más personas logran adquirir acciones. Así, se vuelven dueños de la pequeña porción de una o varias empresas. Si eso sigue sucediendo, se observará una progresiva democratización del capital. Es decir, el poder tendería a estar menos concentrado en pocas manos. Lo contrario sucede en el socialismo donde todo lo controla el gobierno.
  • La revolución de los gerentes: Los dueños de las grandes empresas delegan usualmente la administración de sus negocios a un directorio. Los profesionales que lo conforman reciben altos salarios y, en teoría, han ascendido laboralmente por sus méritos y aptitudes. Esto, al margen de su nivel socioeconómico de origen.
  • El progreso económico y social: Desde la segunda mitad del siglo XX, los índices de desarrollo han mejorado en el mundo. Según los teóricos del capitalismo popular, esto se debe al alza de los ingresos fruto del liberalismo económico.

Capitalismo popular en la práctica

El capitalismo popular en la práctica ha justificado políticas de privatización. Esto sucedió, por ejemplo, en Chile en los años setenta. En esa época, se implementaron medidas de liberalización económica basadas en las ideas de la Escuela de Chicago.

Asimismo, la ex primera ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher, defendió durante su mandato en los años ochenta la reducción del Estado. «El capitalismo popular no es nada menos que una cruzada para empoderar a la mayoría en la vida económica de la nación», afirmó la líder en uno de sus discursos.

En ese sentido, el gobierno de Thatcher se caracterizó por privatizar el agua, la energía y las telecomunicaciones. Además, se vendieron empresas públicas como British Airports Authority y British Airways.

Otra medida emblemática del gobierno de Thatcher fue la privatización de viviendas sociales. Así, se dio la oportunidad a millones de familias de comprar las casas que arrendaban al Estado.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario