Casa de cambio

Lectura: 3 min

Una casa de cambio es una entidad que se dedica a la compra y venta de moneda extranjera. Esto, con el objetivo de obtener un beneficio.

Las ganancias de dichas instituciones provienen principalmente de la diferencia entre los tipos de cambio de compra y de venta de las divisas que manejan.

Para explicar lo anterior veamos, por ejemplo, el caso de una casa de cambio en México. Esta puede cobrar en promedio durante el 31 de agosto un tipo de cambio de $ 18,4 (pesos mexicanos) por dólar para la compra y de $ 19,10 para la venta.

Es decir, en el caso mostrado, por cada US$ 10 que la empresa compró y que luego vendió durante el último día de agosto obtuvo una ganancia de $ 7. Ya que por cada $US obtiene $ 18,4 y luego lo vende a $ 19,10. La diferencia es $ 0,7. Con lo cual si compra US$ 10 obtendrá $ 7.

Sin embargo, cabe aclarar que para calcular el beneficio neto deben considerarse otros gastos como el alquiler del local donde funciona el negocio.

Características principales de una casa de cambio

Las características principales de una casa de cambio son:

  • Suelen ubicarse en lugares concurridos por turistas como agencias de viaje, aeropuertos, estaciones de trenes, entre otros.
  • Pueden o no estar ligadas a grandes grupos financieros.
  • A las personas que se dedican a la compra y venta de divisas se les denomina cambistas, y pueden trabajar en una casa de cambio o en la vía pública.
  • Las casas de cambio suelen cobrar un tipo de cambio acorde al mercado, añadiendo por el servicio otorgado una comisión. Esta puede o no mostrarse de forma explícita al cliente.
  • Como sucede en los mercados internacionales, en las casas de cambio los precios de las monedas van variando a largo de un mismo día.
  • Las casas de cambio mantienen stock de la moneda local y de más de una divisa, sobre todo, si uso está extendido en todo el mundo como es el caso del dólar y el euro.
  • Para su funcionamiento, estas instituciones usualmente requieren de la autorización de un regulador estatal que luego se encarga de su supervisión.
  • Estas entidades no solo transan con billetes y monedas, sino que en ocasiones compran y venden papeles. Por ejemplo, pueden recibir un título valor en moneda extranjera, entregando a cambio efectivo. Igualmente, pueden emitir documentos pagaderos a la vista denominados en una divisa internacional.

Segmentos que atienden las casas de cambio

Los segmentos a los que atienden las casas de cambio son:

  • Interbancario: Son operaciones de grandes montos que se realizan entre casas de cambio y bancos.
  • Corporativo: Son transacciones que buscan cubrir los requerimientos de compra o venta de divisas de empresas. Puede ser el caso, por ejemplo, de una exportadora que recibe sus ingresos en dólares y los necesitar cambiar a su moneda local. Dichos fondos normalmente luego se destinan a financiar la actividad productiva de la firma en cuestión.
  • Minorista: Cuando los clientes son personas naturales, por ejemplo, turistas que desean comprar moneda local. Los montos de las operaciones son menores que en los casos anteriores. Aquí también entra el envío de remesas de dinero, por ejemplo, de individuos que han emigrado al extranjero y que apoyan económicamente a sus familiares.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario