Centralización

En economía, la centralización supone la reunión o concentración de distintas facultades o toma de decisiones en pro de estimular o mejorar la coordinación organizativa de una sociedad, empresa o estado.

Habitualmente se entiende dentro del ámbito económico que la centralización supone la disminución de agentes de decisión, directivos u organizaciones que tengan la posibilidad de realizar toma de decisiones.

Lo mismo ocurriría en el caso de los países, donde es frecuente que cuanto menores sean, más centralizados se encuentren en materia económica, política y administrativa.

El fenómeno conceptual contrario es la descentralización, que consiste en la dispersión de responsabilidades y recursos en diferentes puntos de un organigrama empresarial. O bien, en distintos territorios en el caso de una estructura regional.

La centralización a nivel microeconómico

Es habitual comprobar que a mayor tamaño de la empresa, será mayor el nivel de centralización con el que cuente. Esto es así, porque, a priori, esta tendrá una capacidad de organización más compleja.

De lo anterior podría considerarse que a mayor nivel de centralización, existirán jerarquías verticalmente más limitadas, ya que el poder de ejecución se concentrará en menor número de personas o departamentos.

El máximo exponente a nivel de organización empresarial lo encontramos en la figura del trabajador autónomo o la sociedad limitada unipersonal. Ejemplos donde la centralización de poder es límite.

La centralización a nivel macroeconómico

Dentro del nivel de la macroeconomía, los estados centralizados son aquellos que reúnen los factores de producción, las infraestructuras estatales y la distribución de la riqueza en lugar de derivar sus directrices en administraciones subordinadas o territoriales, o incluso en condiciones de economía de mercado.

En casos pronunciados de centralismo, importantes aspectos como la fijación de tipos de interés, de los niveles de precio de bienes y servicios o la toma de políticas económicas generales a toda la población son especialmente significativos. Es decir, se trata de un nivel de intervencionismo más reseñable.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario