Curva de tipos de interés

La curva de tipos de interés o curva de rendimientos, también conocida como estructura temporal de los tipos de interés, es un gráfico que muestra la correspondencia entre el tipo de interés  y el plazo de endeudamiento. También puede utilizarse para relacionar la rentabilidad con distintos lapsos de tiempo.

La curva de tipos de interés permite observar cómo varía el costo de un financiamiento en función a su duración. Igualmente, sirve para evidenciar cómo cambia el rendimiento esperado de un activo financiero de acuerdo al horizonte de inversión.

Para elaborar este gráfico, en el eje vertical se colocará el tipo de interés o rendimiento. Asimismo, el eje horizontal corresponderá al periodo del préstamo o inversión.

Utilidad de la curva de tipos de interés

La utilidad de la curva de tipos de interés radica en que permiten dilucidar las expectativas de los inversionistas en un momento dado.

Es decir, el gráfico da a conocer la rentabilidad que esperan los agentes económicos hacia el futuro. Esto, en base a la información que les ofrece hoy el mercado.

En concreto, las curvas de tipo de interés son recurrentes cuando se evalúan alternativas de inversión. Estas pueden ser bonos corporativos, deuda soberana o incluso índices como el Euribor.

Supongamos que tenemos los siguientes datos sobre las proyecciones para la tasa LIBOR en dólares

Periodo

Tipo de interés anual

0vernight (1 día)2,16525 %
1 semana2,20400 %
1 mes2,28063 %
2 meses2,32388 %
3 meses2,40963 %
6 meses2,62350 %
12 meses2,95688 %

Entonces, el gráfico se vería así:

Curvas de tipo de interés según su forma

Las curvas de tipo de interés, según su forma, pueden ser:

  • Creciente: La pendiente de la curva es positiva, demostrando que cuanto más prolongado sea un préstamo, más caro será. Esto es lo más común porque a mayor plazo, mayor será el riesgo percibido y el prestamista (o el inversionista) exigirá un retorno más alto. Suele darse en momentos de optimismo. Momentos en los que la economía está creciendo de forma adecuada.
  • Invertida: La pendiente es negativa, es decir, a mayor plazo, menor rendimiento. Dicha situación no es muy usual y puede indicar que los agentes prevén una caída de los tipos de interés en el futuro. Esto puede suceder, por ejemplo, si el Gobierno ha anunciado que, como parte de una política monetaria expansiva, bajará el tipo de interés de referencia para impulsar el crecimiento económico. Indica pesimismo. Si el banco central debe intervenir, quiere decir que la economía no va muy bien.
  • Plana: El tipo de interés se mantiene fijo sin importar el periodo de endeudamiento o inversión. Es un caso incluso menos común que el anterior y considerado hasta irreal.
  • Oscilante o con jorobas: Cuando se observan tramos crecientes y decrecientes en la curva de tipos de interés. Esto sucede cuando hay inestabilidad económica que genera incertidumbre en el mercado.

Curvas de tipo de interés según el horizonte de tiempo

Las curvas de tipo de interés, según el horizonte de tiempo evaluado, son:

  • Al contado: En el eje vertical se consideran los tipos de interés aplicados hoy a un préstamo o inversión que vence en un periodo determinado.
  • A plazo o forward: Toma como punto de partida, o periodo cero, un momento posterior al presente, De esa forma, se puede observar el costo de endeudamiento o el rendimiento de una inversión en un lapso de tiempo ubicado entre dos fechas futuras. Por ejemplo, en enero puedo proyectar datos para un préstamo que solicitaré en el segundo trimestre del año.

Curva cupón cero

La curva cupón cero es una clase de curva de tipo de interés que muestra el rendimiento exigido por el mercado a un activo libre de riesgo. Esto, para diferentes plazos de inversión.

La curva de cupón cero sirve para evaluar instrumentos de inversión de renta fija como la deuda pública. Dichos activos ofrecen una rentabilidad pequeña, pero estable a lo largo del tiempo. Por esa razón, es ideal para individuos con alta aversión al riesgo.

Para graficar esta curva nos guiamos de la siguiente ecuación:

Donde:

 

 

La forma inversa es:

El gran aporte de la curva de cupón cero es simplificar el análisis, ya sea del rendimiento de un instrumento o del costo de un financiamiento. Para ello, se asume que lo invertido o prestado es solo una unidad monetaria, por ejemplo, US$ 1.

Veamos el siguiente ejemplo de curva de cupón cero. Supongamos que tenemos los siguientes datos para los bonos del estado de diferentes plazos que emite un país latinoamericano.

DuraciónTipo de interés anual
00.1817656 %
3 meses1.3481343 %
6 meses2.0994051 %
9 meses2.5712547 %
12 meses2.8585209 %
15 meses3.0264087 %
18 meses3.1191177 %

 

La curva de tipos de interés sería la siguiente:

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario