Precio objetivo

El precio objetivo es la cotización hipotética que un activo financiero debería alcanzar según algún tipo de análisis bursátil.

Recordemos que el análisis bursátil es un tipo de análisis financiero utilizado para valorar activos financieros.

Después de analizar un activo según diferentes criterios el analista determina el precio al que, según su estudio, debería estar cotizando. Ese precio al que, según el análisis, debería estar cotizando el activo es conocido como precio objetivo.

Es un concepto muy utilizado gen el mundo de la inversión bursátil. Y si bien puede ser utilizado por cualquier analista, sea cual sea el tipo de análisis bursátil utilizado, suele ser utilizado por los inversores value. Esto es, aquellos inversores que utilizan el value investing para tomar decisiones de inversión.

Características del precio objetivo

Respecto a este término existen diferentes consideraciones que deben tenerse en cuenta para no caer en errores.

  • No es exacto: Establecer un precio objetivo significa establecer una orientación hacia dónde debería moverse el precio. No quiere decir que si establecemos que un activo debe estar en 30 euros vaya a llegar a esa cotización exacta. Puede que se quede cerca o incluso que supere ese precio.
  • Es variable: Evoluciona conforme evoluciona la situación macroeconómica y empresarial. El precio objetivo de una empresa va cambiando. Con lo cual es una variable dinámica.
  • Es subjetivo: Dependiendo del tipo de análisis bursátil utilizado y del analista que lo aplica el precio establecido puede ser diferente. Incluso, utilizando un mismo tipo de análisis dos inversores pueden tener posturas radicalmente opuestas.

Invertir en base al precio objetivo

Establecer un precio objetivo sirve para tomar decisiones de inversión. No obstante, el precio objetivo en sí mismo no constituye una recomendación de inversión. A priori podríamos pensar que:

PO < Precio actual

El precio hipotético está por debajo del precio actual. Dicho de otro modo, el activo debería, según nuestro estudio, cotizar por debajo de lo que cotiza actualmente. ¿Deberíamos tomar una posición corta?

PO > Precio actual

El precio hipotético está por encima del precio actual. Esto es, el activo debería, según nuestro estudio, cotizar por encima de lo que cotiza actualmente. ¿Deberíamos tomar una posición larga?

PO = Precio actual

El activo está, según nuestro criterio, justamente valorado. ¿Qué hacemos en este caso?

Pero en la práctica los gestores no toman decisiones en base a esos criterios. Toman decisiones en base a la siguiente pregunta:

¿Hay suficiente diferencia entre el precio objetivo y el precio actual como para que me compense realizar la inversión?

Es decir, lo toman en base a lo que se conoce como potencial de revalorización. Habría, por tanto, que establecer cual es el potencial de revalorización a partir del cual invertimos en un activo. Ver potencial de revalorización

Por último, sería conveniente también establecer en nuestro plan o sistema de trading otros criterios. Criterios y reglas claras que nos permitan tomar decisiones con claridad y garantías. Ver sistema de trading

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario