Promesa de pago

Una promesa de pago es un documento escrito mediante el cual un prestatario se compromete formalmente a afrontar la devolución de una determinada cantidad de dinero en un periodo de tiempo en concreto.

En el ámbito económico es habitual que en los créditos y préstamos concedidos entre agentes económicos exista una promesa de pago que aporte seguridad y confianza a la hora de realizar dichos tipos de operaciones económicas.

Por otra parte, una promesa de pago también puede ser conocida como nota promisoria o carta de promesa de pago. A menudo es empleada entre particulares o PYMES especialmente, debido generalmente a su mayor indefensión a la hora de afrontar riesgos económicos, frente a grandes empresas u organismos públicos.

Este tipo de documentos suelen ser presentados ante notarios que acreditan su validez legal. No obstante, este punto no es estrictamente necesario, pues no siempre una promesa de pago es formalizada de manera oficial.

En ese sentido, es importante tener en cuenta que la existencia de documentos de promesa de pago sirven como medida de defensa de intereses para cada una de las partes. Es decir, sirven para hacer constar un acuerdo entre un deudor y un acreedor en un momento determinado, dejando por escrito las circunstancias en que se va a desarrollar la evolución de la deuda contraída.

Contenido de una promesa de pago

El contenido principal de una promesa de pago es:

  • Identificación de prestamista y prestatario
  • Cantidad prestada y la devolución pactada, teniendo en cuenta tipos de interés
  • Además de interés pactado, también deben citarse posibles multas o sanciones ante situaciones de impago o incumplimiento por alguna de las partes
  • Inclusión de posibles avales al crédito o préstamo
  • Fecha de vencimiento a la que se compromete el prestatario
  • Posibles causas de anulación o suspensión del acuerdo, o por el contrario de reducción de la vida del crédito o préstamo acortando plazos de devolución
  • Otros acuerdos entre deudor y acreedor

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario