Subasta restringida

La subasta restringida es un tipo de subasta en dónde sólo se permite que algunos agentes, previamente seleccionados, participen de ella.


La subasta restringida es un procedimiento de venta organizado en donde sólo se permite que un determinado grupo de interesados participe.

Criterios de selección de la subasta

Los criterios de selección de los participantes dependerá de los objetivos a perseguir en cada caso. Lo mismo sucede con la definición de las reglas acerca de cómo interactúan los agentes de la subasta entre sí.

Subasta restringida para obligaciones del gobierno

Se trata de un procedimiento usualmente utilizado por el gobierno para emitir deuda. En la subasta sólo pueden intervenir un número determinado de entidades (por ejemplo, bancos privados) que cumplen con un conjunto de criterios deseados (por ejemplo, capitalización, tamaño, nacionalidad). Estas entidades serán las únicas autorizadas para mediar en la colocación de los títulos emitidos (por ejemplo: bonos, letras, etc.).

Otros tipos de subasta

Además de la subasta restringida, existen otro tipo de subastas tales como:

  • Ordinarias: Son aquellas que se realizan de manera regular
  • Especiales: Se convocan sólo cuando se cumplen determinadas condiciones

Ejemplo de uso de subasta restringida

El portal de subastas electrónicas del Consejo General de procuradores de España utiliza las subastas restringidas en los siguientes casos:

  • Procedimientos concursales: Cuando el bien que se ha subastado tiene hipotecas y la mejor oferta que se ha obtenido en la subasta es inferior a un % de la valoración del bien.
  • Ventas directas: Cuando varios usuarios hayan ofertado la misma cantidad por la adquisición del mismo bien.
  • En todo tipo de procedimientos: Cuando el mejor postor haya desistido de su postura.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario