Tipos de empresas

Lectura: 2 min

Los tipos o clases de empresas son las distintas clasificaciones que se pueden hacer de una empresa.

Enumerar los tipos de empresas puede ser una tarea casi infinita. Podríamos hacer una clasificación de empresas en función del color de pelo del jefe o de alguno de los empleados. Sin embargo, definir los distintos tipos de empresas es un ejercicio cuyo objetivo principal es separar el grano de la paja.

En otras palabras, nos interesa saber en base a qué características podemos distinguir distintos tipos de empresas. Y, por supuesto, que esas características sean de utilidad para realizar análisis económicos de distinto ámbito.

Por ejemplo, podríamos preguntarnos, ¿nos interesa realizar una clasificación de empresas en función del número de empleados? Por supuesto, esto sería una forma de discernir a las empresas según su tamaño. Y más aún, así podríamos comparar el tamaño de las empresas en diferentes países. Consecuentemente, podríamos estudiar la estructura de las empresas.

Otro ejemplo podría ser clasificar a las empresas según al sector al que se dedican. Así sabremos cuántas empresas se dedican al sector manufacturero, cuantas se dedican al turismo o al sector de la agricultura. O incluso, por capitalización bursátil. En este sentido, en Economipedia tenemos un ranking con las empresas más grandes del mundo:

Tipos de empresas

Dado que, como ya hemos dicho, lo que nos interesa es realizar distintas clasificaciones, vamos citar las principales:

  • Según el tamaño:
    • Número de empleados.
    • Cantidad de activos.
    • Facturación.
  • Actividad que realiza:
    • Producen bienes.
    • Ofrecen servicios.
  • Distinguiendo área geográfica:
    • Local.
    • Regional.
    • Nacional.
    • Multinacional.
  • Sector económico al que pertenecen:
    • Sector primario.
    • Sector secundario.
    • Sector terciario.
    • Sector cuaternario.
    • Sector quinario.
  • Titularidad de la empresa:
    • Pública.
    • Privada.
    • Mixta.
  • Forma jurídica:
    • Empresario individual o autónomo.
    • Sociedad limitada.
    • Sociedad anónima.
    • Comunidad de bienes.

¿Se pueden añadir más clasificaciones?

Por supuesto, podríamos discernir entre otros tipos de empresas. Por ejemplo, una que no aparece, pero que se podría utilizar en un análisis económico, sería las empresas por número de empleados asalariados.

En la anterior clasificación hemos citado un tipo de empresa por número de empleados, sin embargo, no todos los empleados tienen por qué ser asalariados. Sería interesante, por tanto, distinguir entre las empresas con más de un cierto número de asalariados, de aquellas que no los tienen.

En definitiva, el esquema ofrecido es un marco teórico a modo de referencia para conocer los principales tipos de empresas. De este modo, se pueden abordar distintos estudios teniendo en cuenta el objetivo del mismo.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario