Daniel Lacalle

Lectura: 3 min

Daniel Lacalle es un economista español nacido en 1967. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Madrid. A lo largo de su carrera se ha desempeñado como gestor de fondos y profesor de economía, sin olvidar sus habituales colaboraciones en diversos medios de comunicación.

Académicamente, se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad de Madrid y amplió su formación con un posgrado en IESE Business School y obteniendo un Máster en Investigación Económica en la Universidad Católica de Valencia.

A raíz de la crisis económica de 2008, su popularidad dio un salto gracias a su presencia en numerosos medios de comunicación. Más allá de su presencia en los medios, es autor de varios libros de economía y en su trayectoria como docente, fue profesor en IE Business School.

Pero si por algo ha destacado Daniel Lacalle es por su experiencia como gestor de carteras. Y es que, la empresa PIMCO, en la que trabajó durante siete meses, se hizo con sus servicios para cubrir la salida de Bill Gross, todo un gurú de la inversión conocido como “el rey de los bonos”.

Libertad económica

Lacalle es considerado un economista de corte liberal, por lo que es partidario de que el estado intervenga lo menos posible en la economía. Según Daniel Lacalle, el estado no debe entrometerse en las decisiones particulares de los individuos.

El papel del sector público en la economía

También en cuanto a sus posiciones respecto al sector público, se ha mostrado muy crítico con la creación de demasiados organismos públicos que considera innecesarios y que suponen una carga para la economía y la sociedad.

Defiende Lacalle que el sector público debe adecuarse a las necesidades reales de la sociedad y que, sin un sector privado próspero, será inviable financiar un sector público que puede dar un buen servicio. En otras palabras, hay que fomentar la libertad económica del sector privado para que éste pueda generar prosperidad y para que el sector público pueda existir.

Impuestos y subvenciones

En cuanto a política fiscal, aboga por unos impuestos bajos para estimular la economía. En este aspecto incide en especial a la hora de reducir los impuestos y cuotas sociales a pequeñas y medianas empresas y a los autónomos.

Por lo que respecta a las subvenciones a determinados sectores, en particular a los energéticos (carbón, energías renovables), se ha mostrado totalmente contrario. Según Daniel Lacalle, las subvenciones terminan por incrementar los precios que deben afrontar los consumidores.

Mercado laboral

Uno de los campos de la economía sobre los que más se ha pronunciado Lacalle es sobre el mercado laboral. Así pues, el economista madrileño es un firme defensor de la denominada flexibilidad laboral. Esto significa una desregulación del mercado de trabajo en la que se eliminen las restricciones a la hora de contratar y despedir trabajadores. De ahí que Daniel Lacalle apoyase la reforma laboral de 2012, aunque cree que hubiera debido ser más profunda.

Argumenta Lacalle que los empresarios dedican demasiado esfuerzo a pagar las cuotas sociales, mientras que lo verdaderamente importante es dar facilidades al empresario en la contratación. Según Daniel Lacalle hay que apostar por la libertad de contratación y por una reducción de los costes laborales. Así pues, con una legislación laboral flexible el sector privado crecerá y aumentará la prosperidad económica.

El emprendimiento y la creación de empresas

En cuanto a los efectos que tiene el despido sobre la población, Lacalle afirma que hay que dejar de verlo como algo traumático, que la pérdida del empleo no es el final. Así, existen otras alternativas como el emprendimiento o el autoempleo. Es más, en cuanto al emprendimiento es partidario de dar facilidades a la hora de crear empresas, todo ello sin olvidar que hay que impulsar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario