El cameralismo es una corriente económica enfocada en la gestión administrativa de un territorio de cara a lograr estímulos para el crecimiento económico del mismo, siendo considerada como la base de la gestión administrativa estatal actual. 

Desde su origen como teoría de carácter mercantilista, el cameralismo ha aglutinado prácticas de tipo económico y político destinadas a la gestión administrativa de estados. De este modo ha supuesto el desarrollo de un modelo económico y político que sirva para estimular la creación de riqueza.

La doctrina del cameralismo y su correspondiente escuela de pensamiento fueron rápidamente predominantes desde su nacimiento en Alemania y Austria. Tras su desarrollo en últimos tres siglos, la concepción del modelo cameralista sobre el Estado supone que prevalezca una visión práctica del mismo y sustentada en leyes constitucionales.

Se trata de una doctrina académica objeto de estudio en la teoría económica y base del modelo de administración de finanzas públicas y ámbitos de poder estatales de hoy en día.

La visión académica tenida actualmente se centra principalmente en entender el cameralismo como el estudio de la administración y gestión pública, desde un punto de vista económico y teórico. En otras palabras, es la ciencia de la administración.

Marco histórico del cameralismo

El origen y predominancia de esta disciplina de tipo económico tuvieron lugar entre los siglos XVII y XVIII en Alemania durante los siglos XVII y XVIII, destacando su denominación en alemán (Kammer) y con vistas a la importancia de las gestiones de cámara.

Durante dicho periodo de tiempo la estructura del estado alemán se adaptó a los principios y esquemas cameralistas, del mismo modo que la gestión y administración de las finanzas públicas de dicho territorio.

Aunque su nacimiento se engloba en un periodo absolutista de la historia alemana, con el paso de los años y la aparición en Europa de la Ilustración su concepto evolucionó hacia un modelo más cameral, precisamente, y dirigido al mayor bienestar de la sociedad en su conjunto.

Importancia histórica del movimiento cameralista

El cameralismo está considerado y económica e históricamente como un fenómeno o modelo precursor de la administración pública moderna, especialmente en occidente.

En el mismo campo, el desarrollo del concepto de funcionario público gestor de fondos públicos fue configurado ya dentro de este movimiento y como pieza clave del engranaje de un sistema de gestión y administración estatal.

Con el desarrollo a lo largo del tiempo de distintos movimientos económicos y nuevas percepciones políticas y sociales este concepto ha ido mutando, especialmente desde el punto de vista de la mayor o menor intervención del estado, el capitalismo o el socialismo.