Una demanda elástica es aquella demanda que es sensible ante un cambio en el precio. De esta forma, una pequeña variación en el precio provoca un cambio más que proporcional en la cantidad demandada. Así por ejemplo, si el precio aumenta en un 10% y como respuesta la cantidad demandada se reduce más de un 10%, entonces se dice que la demanda es elástica.

La elasticidad de demanda también conocida como elasticidad-precio de demanda, se define como el cambio porcentual de la cantidad demandada ante un cambio porcentual en el precio. Usualmente se expresa en términos absolutos y tiene la siguiente forma:

 

elast

Donde:

QD = Cantidad demandada

P = Precio

La ventaja de esta medida de respuesta de la demanda es que se encuentra libre la unidad de medida.

Cuando el resultado de la fórmula anterior es > 1 se dice que la demanda es elástica. De esta forma, la variación porcentual de la cantidad demandada es mayor que la variación porcentual del precio.

Determinantes de la demanda elástica

Existen varios factores que determinan la elasticidad de la demanda en un momento dado del tiempo. A continuación nombramos algunos factores que hacen que la demanda tienda a ser más elástica:

  • Los bienes con más y mejores sustitutivos tienen una demanda más elástica que los bienes que carecen de sustitutivos
  • A largo plazo las demandas son más elásticas que a corto plazo
  • Los bienes en los que el consumidor se gasta una parte importante de su presupuesto suelen tener una demanda más elástica que aquellos en los que la porción del gasto es insignificante

Un ejemplo de demanda elástica puede ser la demanda por ropa de mediana o baja calidad. Debido a que existen muchos sustitutos y que no se trata de un bien imprescindible (la mayoría de las veces), las personas muestran una alta sensibilidad al precio.

Origen del concepto

En 1850 el economista francés Auguste Cournot ya se percataba que la cantidad demandada es función de su precio. De esta forma, si el precio del bien aumenta mientras que el resto de los precios y otras variables se mantienen constantes, la cantidad demandada tiende a caer.

Posteriormente, Alfred Marshall en su libro Principio de Economía de 1890 desarrolló este tópico en mayor detalle.

Representación gráfica de la demanda elástica

La curva de demanda es el gráfico que representa la relación entre el precio de un determinado bien o servicio y el nivel o cantidad de demanda que los consumidores aceptan. Cuando la demanda es elástica, la cantidad demandada variará más en porcentaje que la variación del precio:

grafico-de-elasticidad

Demanda elástica perfecta

La demanda elástica perfecta es aquella en que la demanda varía drásticamente ante movimientos en el precio, es decir, el resultado de la fórmula de arriba es infinito. Si baja o sube el precio un 1% la demanda pasa a ser infinito o cero. Por lo tanto, los precios no cambia. Este caso no existe en la realidad, pero es útil para utilizarlo como ejemplo teórico y ver dónde estaría el extremo. Una demanda inelástica perfecta ocurriría por ejemplo en casos de competencia perfecta.

Una demanda inelástica perfecta será completamente vertical:

Gráfico elástico