El excedente del productor es la diferencia entre la utilidad total que obtiene un productor al vender un un bien o servicio a su precio de mercado.

El excedente del producto surge por la ley de rendimientos decrecientes. Esto significa que la primera unidad que vende un productor está dispuesto a venderla más barata, pero a medida que va vendiendo más unidades adicionales va elevando el precio (sin contar la venta en bloque). Sin embargo, el precio al que cobra cada unidad es siempre el mismo: el precio de mercado. De esta manera, disfruta de un excedente positivo de las primeras unidades que vende hasta llegar a la última en que el excedente será cero.

En términos gráficos, el excedente del productor se mide como el área encima de la curva de demanda de mercado y por encima de la recta del precio. La curva de oferta mide la cantidad a la que un productor está dispuesto a vender a los consumidores por cada unidad consumida. Luego, el área total por encima de la curva de oferta refleja la utilidad total de la venta del bien o servicio. Si se resta a esta área el precio al que vende cada unidad, se obtiene el excedente del productor.

La otra parte que va desde el excedente del productor hasta la curva de demanda se conoce como excedente del consumidor.Excedentes del consumidor y productor

Ejemplo de excedente del productor

El excedente del productor lo utilizan las empresas para analizar cuanta producción les conviene fabricar. Por ejemplo, si a un vendedor le cuesta producir un bien  un coste de 150 euros y lo vende por 200 euros, tendrá un excedente de productor de 50 euros. Si el precio de mercado fuese 130 euros, el producto no participaría en él, ya que no ganaría excedente, y por tanto, no le sale rentable entrar en ese mercado.