El término “fintech” procede de la unión de las palabras inglesas finance y technology. Se define así a aquellas compañías con una potente estructura tecnológica que utilizan para agilizar, abaratar y optimizar los distintos procesos financieros.

Es decir, “fintech” describe a las start-ups que emplean la digitalización del sector financiero para proveer nuevos servicios a los clientes finales, ya sean consumidores o empresas.

Modelos de negocio

Dentro de las empresas “fintech” se pueden encontrar diferentes estrategias para llevar a cabo tanto sus funciones tecnológicas como financieras:

  1. Préstamos y créditos: en este área se incluyen las metodologías de crowdfunding (micromecenazgo) y crowdlending (préstamos P2P entre particulares y empresas); en este último grupo también se engloban plataformas de créditos online, es decir, a través de Internet.
  2. Pagos y transferencias: esta sección define a las diferentes estructuras y soluciones que se dedican a realizar pagos y tranferencias vía interactiva sin necesidad de pasar por la sucursal financiera. La banca tradicional cuenta con este tipo de servicios pero, sin embargo, son las propias empresas de Internet las que más están innovando en este sector.
  3. Inversión en bolsa: se refiere a las herramientas y dinámicas para hacer tradingse basan en la compraventa de acciones u otros instrumentos financieros cotizados en bolsa. Este término también incluye las aplicaciones de mercados de commodities, es decir, un tipo de inversión que constituye una alternativa a la bolsa, así como las plataformas de mercados de divisas (más conocidos como Foreign Exchange, o por su abreviación forex o FX).
  4. Tecnología Blockchain: a través de este recurso se puede transferir cualquier activo entre dos usuarios sin necesidad de una entidad central o de compensación, de modo que están apostando por él un gran número de fondos de inversión, start-ups especializadas, entidades financieras y organismos públicos.

Referencias en el sector de las Fintech españolas

  • Loanbook es una plataforma de crowndlending que busca reducir los costes de intermediación financiera en beneficio de unos resultados más asequibles para las empresas y una rentabilidad más atractiva para los inversores.
  • Kantox es una estructura de cambio de divisas que ofrece a las compañías una solución integral, basada en la transparencia, eficiencia y ahorro.
  • Comunitae es la plataforma de financiación participativa más conocida de España. Nace en 2008 con el objetivo de introducir en este país un modelo de inversión y financiación de éxito en mercados como el americano o el británico, como alternativa a la banca tradicional.
  • Arboribus es una solución con la que cualquier persona puede prestar dinero a empresas y obtener un buen rendimiento a cambio, eliminando la intermediación de los bancos.