Se denomina inversión simple a toda aquella que tenga la siguiente estructura: desembolso inicial negativo y flujos netos de caja positivos. El caso contrario se conoce como proyecto de financiación simple.

Las inversiones simples siempre tienen una única TIR positiva. Todas las inversiones simples son inversiones puras.

inversion simple

Por el contrario, cuando una inversión tiene alguno de sus flujos netos de caja negativos además del inicial se dice que es una inversión no simple.

Ejemplo inversión simple

Una inversión simple puede ser por ejemplo, entregar 1000 euros al principio del periodo, el primer año recibir un interés de 200 euros, el siguiente año otros 200 euros y el último año recibir 800 euros. Los flujos de caja serían:

-1000/200/200/800