La paridad del poder adquisitivo (PPA) es un indicador económico para comparar el nivel de vida entre distintos países, teniendo en cuenta el Producto interno bruto per cápita en términos del coste de vida en cada país.

Cuando se quiere comparar el PIB de diferentes países es necesario compararlo en una moneda común ya que cada país mide su producto en su moneda local.

Con este indicador,  una apreciación o depreciación de una moneda no cambiará la paridad del poder adquisitivo de un país, puesto que los habitantes de ese país reciben sus salarios y hacen sus compras en la misma moneda.

La teoría de la “Paridad del Poder Adquisitivo” afirma que los tipos de cambio entre las diversas monedas deben de ser de tal manera que permita que una moneda tenga el mismo poder adquisitivo en cualquier parte del mundo.

Si con 1.000 dólares se puede comprar un televisor en Estados Unidos, con esos mismos 1.000 dólares se debería poder comprar también en España, en Japón, o en Timor Oriental. La ley que garantiza que esto se cumpla es el arbitraje internacional, que controla vigilando los mercados internacionales en busca de “chollos”. Es decir, situaciones en las que un producto esté muy barato en un lugar y que eso permita después venderlo más caro y ganar así la diferencia de precio.

Si la paridad del poder adquisitivo no se cumple, los arbitrajistas pueden realizar sus operaciones de compra-venta, y esta misma operatoria hace que el tipo de cambio se mueva hasta que se vuelve a cumplir la ley de la paridad.

Normalmente, la paridad del poder adquisitivo se cumple, aunque hay productos en los que no se cumple. Como, por ejemplo, los servicios. Si en un lugar cortarse el pelo vale 10€, por muy barato que sea no se puede comprar y después venderlo más caro en el mercado. Existe también el caso de bienes que se puede comercializar pero su coste de transporte es tan alto que no compensa la ganancia que puede resultar de ella.

Existen varias formas prácticas de medir el poder adquisitivo entre países. Por ejemplo, el Índice Big Mac trata de comparar el poder adquisitivo de distintos países en función de lo que cuesta la hamburguesa Big Mac de McDonald´s en todos los países donde puede comprarse

BigMac-IndexEl índice sirve para comparar el coste de vida relativo de los ciudadanos de cada país y saber si las monedas locales están sobrevaloradas o infravaloradas en relación al dólar estadounidense. Bajo la teoría de la paridad del poder adquisitivo el dólar deber de poder comprar la misma cantidad de bienes o servicios en todos los países, cuando no se cumpla éste principio nos encontraremos ante monedas sobrevaloradas o infravaloradas.

Pero el índice no solo sirve para comparar costes de vida, sino también para analizar la situación del comercio exterior de un  país, ya que una moneda débil facilita las exportaciones, mientras que una moneda fuerte facilita las importaciones. No hay que tener en cuenta este índice al pie de la letra, sino como lo que es, un índice de referencia en la actualidad.

 

En inglés: Purchasing power parity (PPP)