La renta disponible es la renta de la que pueden hacer uso las familias tras hacer frente a las obligaciones tributarias.

Se trata de la renta que queda tras restar a los ingresos de un hogar los impuestos y los cargos a la seguridad social. Esta renta disponible se puede utilizar para consumo o ahorro.

En macroeconomía, incluyendo las empresas, se habla de renta disponible nacional. En el caso de las empresas habría que restar, aparte de las obligaciones tributarias, las amortizaciones.

Dado que es la parte del presupuesto que el conjunto de familias dedican a consumo o ahorro, se considera el motor de la demanda privada. Y, por tanto, un indicador clave que informa sobre el estado de la economía de un territorio. Ya que informa del poder adquisitivo de las familias.

Cálculo de la renta disponible nacional

Para calcular la renta nacional disponible (RND) tomaremos como referencia la renta nacional descontando las depreciaciones, o lo que es lo mismo el producto interior neto (PIN). El cual, se obtiene de restar al producto interior bruto (PIB) las amortizaciones de los activos en ese periodo. Ver diferencia entre PIB, PNB, PIN y PNN.

Matemáticamente, y expresándolas en orden lógico hasta llegar a la renta nacional disponible, se expresaría tal que:

RNN = PIN + RNF

RND = RNN – T + TNC – Bnd

En términos de contabilidad nacional, debemos tener en cuenta las siguiente variables:

  • PIN: Producto interior neto. Rentas generadas dentro del territorio nacional restando las amortizaciones de los activos.
  • RNF: Renta neta de factores. Rentas generadas por residentes fuera del territorio nacional menos rentas generadas por extranjeros dentro del territorio nacional.
  • RNN: Renta nacional neta. Rentas de un país tras tener en cuenta la amortizaciones y la renta neta de factores
  • T: Impuestos directos. Impuestos sobre sociedades, IRPF y contribuciones a la Seguridad Social
  • TNC: Transferencias netas corrientes. Incluye las transferencias del Estado (prestaciones sociales) y las del exterior (ayudas de la Unión Europea).
  • Bnd: Beneficios no distribuidos o ahorro de las empresas.

Ejemplo de cálculo renta disponible nacional

Para entenderlo de forma sencilla, vamos a poner un ejemplo con variables que bien podrían hacer relación a un país. Supongamos un país X que arroja los siguientes resultados de su contabilidad nacional:

  • PIN: 854 millones de euros
  • RNF: 80 millones de euros
  • T: 92 millones de euros
  • TNC:  152 millones de euros
  • Bnd: 108 millones de euros

RNN = 854 + 80 = 934 millones de euros

RND = 934 – 92 + 152 – 108 = 886 millones de euros

 

Tanto la renta neta de factores (RNF) como las transferencias corrientes netas (TNC), pueden tomar valores negativos. Un valor negativo en la renta neta de factores refleja que los no residentes han generado en el territorio nacional, más que los residentes en el extranjero. Por su parte, la transferencias corrientes netas negativas (TNC), implican que recibimos más transferencias del exterior de las que enviamos.