Se conoce como riesgo de tipo de cambio a la potencial perdida como consecuencia de las fluctuaciones de las divisas de acuerdo a la volatilidad y posición de ésta en un momento determinado.  

El riesgo en el tipo de cambio hace referencia a los posibles cambios de cotización de una divisa frente a otra, de forma que dependiendo de la posición que tengamos, la volatilidad de la moneda y el espacio de tiempo que consideremos, un movimiento del valor puede hacernos ganar o perder posiciones (valor). El riesgo viene dado cuando se producen transacciones en monedas distintas a la extranjera, ya sea en el propio país o en el exterior, de tal forma que la rentabilidad de la transacción va a depender no sólo de la cuantía económica percibida, sino del valor de la misma con respecto a la moneda nacional durante un tiempo concreto.

Ejemplo:

Imaginemos que queremos vender una maquinaria a Rusia, donde el rublo cotiza a 1€=7 rublos, pagadera a 180 días.

Si el precio de venta es de 3.000 euros, la venderemos a 21.000 rublos rusos en el momento de ahora, sin embargo imaginemos que por algún factor económico o político, el euro se aprecia o el rublo reduce valor durante los seis meses que se va a demorar el pago, de tal forma que el euro ahora cotiza a 10 rublos.

De esta forma tan sólo recibiremos 2.100 euros, perdiendo parte del valor que inicialmente teníamos con la conversión.

Esto es lo que se conoce como riesgo tipo de cambio, de tal forma que para las transacciones y comercio internacional es un elemento importante a tener en cuenta, ya que el valor de las monedas varía cada día y esto puede suponer un perjuicio para los productores (y así mismo una ganancia para compradores).

Cómo neutralizar el riesgo de tipo de cambio

Para neutralizar este tipo de problemas, existen elementos de cobertura como, por ejemplo, pactar la suma en moneda nacional, de tal forma que cualquier movimiento no supone una incidencia para el valor del bien exportado, o por ejemplo, contratar productos financieros que suponen coberturas a movimientos en los tipos de cambio como swaps, opciones y similares.