Cedente

Lectura: 2 min

El cedente es quien renuncia a un bien, derecho, acción o valor en favor de otra persona o entidad. Esto, a cambio de una contraprestación, al menos que se trate de una donación.

Al otro partícipe en este tipo de operación, que recibe los poderes transferidos, se le denomina cesionario.

Características del cedente

Las principales características del cedente son:

  • No siempre está participando de una actividad onerosa. Solo en ese caso, recibirá un pago por parte del cesionario.
  • El término es aplicable no solo a personas y empresas, sino a países, por ejemplo, cuando conceden parte de su territorio a otra nación.
  • En el ámbito de los seguros, puede entenderse que una compañía es cedente cuando contrata con un reasegurador. Este cubrirá, en caso de siniestro, todo o parte de los riesgos asumidos por el reasegurado, disminuyendo su probabilidad de pérdida.
  • En el caso de una cesión de créditos, el cedente es la persona natural o jurídica que, luego de haber extendido un crédito, lo transfiere a un cesionario que se convierte en el nuevo acreedor. Esto, a cambio de un pago.
  • También se le conoce como cedente a la empresa que comparte, por ejemplo, con su sociedad matriz, los datos personales de sus colaboradores. Esto, contando siempre con el consentimiento del dueño de la información.

Ejemplos de cedente

Veamos algunos ejemplos:

  • La empresa WHG vende un activo fijo por US$ 100.000 a crédito a 90 días. Sin embargo, como necesita liquidez inmediata, la firma transfiere sus derechos de cobro al Banco Americano. Esto, a cambio de una contraprestación. En dicha operación, el cedente es la empresa WHG, mientra que la institución financiera es el cesionario.
  • Miguel González es un hombre de negocios con varias propiedades. Como acto de caridad, decide donar uno de sus terrenos para construir un albergue para niños en estado de abandono. Así, el señor González actúa como cedente de un bien inmueble.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario