Hub de emprendimiento

El hub de emprendimiento es una localidad donde entran en contacto profesionales altamente calificados e inversionistas con grandes patrimonios. El objetivo es desarrollar empresas innovadoras.

Una de las ventajas de los hub de emprendimiento es que albergan mentes brillantes capaces de diseñar startup prometedores. Estos, a su vez, podrán buscar el apoyo de inversionistas que operen en la misma zona o lugares cercanos.

En este punto, cabe aclarar que los startup se distinguen por ofrecer un crecimiento muy rápido si logran éxito. Así, no cualquier idea innovadora califica dentro de esta categoría.

Un ejemplo clásico de startup es Facebook. Su modelo de negocio siempre fue exponencial. Esto, debido a que la red social puede ganar usuarios sin necesidad de incrementar su personal.

Características del hub de emprendimiento

Entre las características del hub de emprendimiento destacan:

  • Permite la formación de una comunidad de creativos.
  • El hub puede crecer al punto de convertirse en una región reconocida como centro de emprendimiento. Un claro ejemplo es Silicon Valley en California.
  • Un elemento clave para que funcione el hub es la presencia de inversionistas ángeles. Estos son individuos con grandes fortunas que están dispuestos a apostar por profesionales talentosos y con buenas ideas. Aunque no todas las iniciativas que patrocinan prosperan, cuando lo hacen retribuyen altas ganancias.
  • No es necesario que el hub ofrezca beneficios especiales como bajos impuestos. La gran ventaja de estas locaciones es el acceso a una red de contactos.
  • Así como un hub puede llegar a crecer significativamente, también puede ser abandonado en algún momento por diversos motivos: la aparición de otro centro de innovación, el incremento en el coste de vida, nuevas leyes para la contratación de personal, entre otros.

Ejemplo de hub de emprendimiento: Silicon Valley

El ejemplo más emblemático de hub de emprendimiento es el Valle de Santa Clara en California, una de las zonas más ricas del mundo. Popularmente se conoce a dicha región como Silicon Valley, nombre utilizado desde la década de los setentas por la existencia de fábricas de microchips y semiconductores elaborados de silicio.

California es uno de los estados con la carga fiscal más alta de EE.UU. Sin embargo, se han dado una serie de circunstancias a lo largo del tiempo que propiciaron el surgimiento y consolidación de un poderoso hub.

El origen de Silicon Valley como hub de emprendimiento

Todo inició en 1959 en Mountain View, ciudad ubicada en el condado de Santa Clara. Allí nació Fairchild, la primera empresa financiada íntegramente con un fondo de capital riesgo. La firma fue fundada por ocho jóvenes ex trabajadores de la compañía Laboratorio de semiconductores Shockley.

El emprendimiento de este grupo, conocido como el de los ocho traidores, fue solventado por Lawrence Rockefeller y otras personas acaudaladas a quienes él convenció. Luego de dicha inversión, que fue muy rentable, la familia Rockefeller fundó Venrock Associates, uno de los primeros fondos de capital riesgo. Así, establecieron su sede en Palo Alto, otra ciudad del Valle de Santa Clara.

A estos hechos debemos sumarles el capital humano formado en la prestigiosa Universidad de Stanford, ubicada también en California. Dichos profesionales luego pueden incorporarse con facilidad a Silicon Valley.

En resumen, el Valle de Santa Clara reúne todas las condiciones de un hub de emprendimiento: mano de obra de alto nivel, inversionistas con poca aversión al riesgo y mentes creativas.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario