Qué fue la Revolución Industrial: Causas, consecuencias e inventos

¿Qué es la Revolución Industrial?

La Revolución Industrial fue un proceso de profundas transformaciones económicas, sociales, culturales y tecnológicas. Se desarrolló entre 1760 y 1840, y tuvo su origen en Inglaterra. Cambió el rumbo de la humanidad por completo.

  • La Revolución Industrial: ese momento cuando Inglaterra reinventó el mundo con máquinas, humo y mucha energía. El mundo no volvió a ser el mismo.
  • La máquina de vapor se convirtió en la estrella de la época, con el hierro y el carbón como sus fieles escuderos, abriendo un mundo de posibilidades.
  • La Inglaterra del siglo XVIII fue el escenario perfecto para esta transformación. Gracias a su estabilidad política, libertades civiles y su riqueza de recursos (capital y mano de obra).
  • Las consecuencias trajeron una nueva clase social: el proletariado industrial, y las ciudades comenzaron a crecer rápidamente, cambiando el paisaje rural por el urbano.
  • Fue una época de grandes avances en transporte y producción, remodelando la estructura social y económica y dejando una huella imborrable.
La Revolución Industrial Y Sus Efectos

Resumen de la Revolución Industrial: ¿Por qué fue tan importante?

La Revolución Industrial marcó un antes y un después en la historia de la humanidad, pasando de la artesanía y trabajos manuales a las maquinarias y la mecanización. Su impacto fue tan profundo que se extendió a todos los ámbitos de la sociedad.

Imagina que todo lo que se hacía a mano se pasó a hacer con máquinas. Hubo avances importantísimos en el transporte, se mejoró la productividad y se aumentó de forma extraordinaria la renta per cápita.

En resumen, significó la creación de innovaciones tecnológicas y científicas que supusieron una cambio radical de las estructuras socioeconómicas que había en ese momento.

Se le conoce como Primera Revolución Industrial después de que años más tarde se produjera una nueva revolución, conocida como Segunda Revolución Industrial. En los siglos XX y XXI se produjeron la Tercera Revolución Industrial y la Cuarta Revolución Industrial, respectivamente.

Origen de la Revolución Industrial en Inglaterra

La Revolución Industrial tuvo su origen en Inglaterra, donde se daban unas condiciones políticas, socioeconómicas y geográficas adecuadas. Pero, ¿cuándo fue la Revolución Industrial? Tuvo su origen aproximadamente hacia el año 1760 y concluyó en la década de 1840.

La máquina de vapor fue la base sobre la que se asentó todo el desarrollo que vino propiciado como consecuencia de la Revolución Industrial. Este invento fue posible gracias a algunos elementos, como la existencia de combustibles como el carbón o el hierro.

Junto a estos elementos, otros factores hicieron posible que la Revolución Industrial surgiese, se desarrollase en Inglaterra y diera pie a importantes cambios que generaron un gran impacto en la sociedad.

Causas

Estas fueron las principales causas de la Revolución Industrial:

  • Estabilidad política: La Revolución burguesa del siglo XVII había triunfado y se había abolido el sistema feudal, lo que hizo que y Inglaterra viviera una época de estabilidad, sin sobresaltos revolucionarios y con unas mayores libertades civiles.
  • Riqueza: El control del comercio con las colonias, dio lugar a un proceso de concentración de capitales en manos de algunos empresarios. Fueron importantes las fortunas que tuvieron su origen en el comercio de productos como el té, el tabaco o, incluso, los esclavos.
  • Abundante mano de obra y éxodo rural: Las innovaciones que se produjeron en el campo permitieron un aumento de productividad que significó la producción de más alimentos. Este proceso se conoció como la revolución agrícola, dando como resultado un aumento de la población. Gran parte de esta población emigró a las ciudades provocando un importante éxodo rural, permitiendo que hubiera mucha mano de obra disponible para realizar los trabajos industriales.
  • Abundancia de recursos: La existencia de determinadas materias primas en el territorio de Inglaterra también facilitó el proceso. El hierro y carbón fueron fundamentales para permitir el desarrollo y la generalización de innovaciones como la máquina de vapor.
  • Transporte marítimo: Al tratarse de un territorio insular partía de una situación de ventaja para comerciar con sus productos en el ámbito internacional gracias al barco de vapor. Además, de contar con numerosos canales para que las personas y recursos pudieran viajar de forma rápida a través de Inglaterra.

En resumen, la Revolución Industrial fue posible gracias a la estabilidad política que había en Inglaterra, sus libertades civiles y su riqueza de recursos (capital y mano de obra), además de ser una isla con muchos canales donde todo se podía transportar de manera rápida y barata cualquier mercancía.

Consecuencias de la Revolución Industrial

La Revolución Industrial transformó profundamente el mundo en muchos aspectos.

No fue solo un cambio tecnológico; fue una transformación de la sociedad, la economía y la vida urbana. Marcó un antes y un después en la historia de la humanidad. Fue el inicio de la era moderna.

Por resumir, estas fueron las consecuencias más relevantes de la Revolución Industrial:

  • Mecanización del trabajo y auge de las grandes fábricas: La producción mecanizada generó un descenso del trabajo artesanal. Ya no había que coser a mano, ¡ahora lo hacían las máquinas! Esta nueva forma de producción dio lugar a que los talleres fueron desplazados por grandes centros fabriles. Ello incidió, a su vez, en que se produjese un aumento de la producción en diferentes tipos de productos, especialmente en el textil.
  • Transformación de la economía y la sociedad: Con la expansión de grandes centros de producción industrial, nació una nueva clase social: el proletariado industrial. Las características de estos trabajadores, concentrados en estos espacios, rompían con la naturaleza de los trabajadores de épocas anteriores. De sus peculiares condiciones de trabajo y de vida surgió el sindicalismo y el socialismo.
  • Crecimiento de las ciudades: las ciudades comenzaron a crecer de forma muy importante. Cuánto más se mecanizaba el trabajo en el campo más aumentaba el éxodo rural y la población de las ciudades. Esto provocó que las condiciones de vida, especialmente desde una perspectiva higiénica y sanitaria, fuesen muy precarias.

Características de la Revolución Industrial

Con base en las causas, las consecuencias y todo el desarrollo de la Primera Revolución Industrial, podemos establecer diferentes características:

  • Gran aumento de la producción mecanizada.
  • Cambios en la estructura social.
  • Expansión económica e industrial sin precedentes.
  • Incremento de la productividad, gracias al avance de la tecnología.
  • Importantes mejoras en los medios de transporte.
  • Fuerte aumento de la población urbana, en detrimento de la población rural.
  • Cambios en el hábito de consumo.
  • Transformación de la estructura productiva.
  • Transición del sector primario al sector secundario. Sobre todo, textil y metalúrgico.
  • Impulso del carbón como fuente de energía principal.

Inventos de la Revolución Industrial

Durante la Revolución Industrial se crearon miles de inventos. Entre los más relevantes podemos destacar:

  • Máquina de hilar (1767).
  • Máquina de vapor (1769).
  • Barco de vapor (1787).
  • Ferrocarril (1814).
  • Bicicleta (1817).
  • Máquina de escribir (1829).

Como dato curioso, no solo hubo grandes inventos sino que surgieron grandes disciplinas como la publicidad o la economía, como disciplina científica.

Evolución por Europa y otras regiones

Con todos estos elementos, la Revolución Industrial significó un auténtico punto de inflexión en la historia de la humanidad en el mundo entero.

Las sociedades occidentales y gran parte del planeta beben directamente de aquel fenómeno, que significó unos cambios sin precedentes. La economía, los medios de transportes y de comunicación e, incluso, las estructuras sociales no serían las mismas si Inglaterra no hubiese albergado aquella revolución.

Prueba de ello, fue la extensión de la Revolución Industrial en Europa. Que, aunque se desarrolló de manera lenta y gradual a lo largo del siglo XIX, generó grandes transformaciones en la economía europea.

Evolucion De La Revolucion Industrial Por Paises

La Revolución Industrial fue evolucionando y expandiéndose poco a poco por todo el mundo. Las primeras regiones en las que se asentó fueron Bélgica y Países Bajos, avanzando más tarde a Francia, Alemania y Estados Unidos. Poco más tarde fue extendiéndose por el resto de Europa durante el siglo XIX, y a lo largo de todo el siglo XX por el resto del mundo.

Surgieron grandes áreas industriales fuera de Reino Unido como son la región de París y Lyon en Francia, Bélgica, Suiza, la zona del Ruhr, SIlesia y Berlin en Alemania, Lombardia, Romaña y Toscana en el norte de Italia, Bohemia y pequeña Polonia en el imperio austro-hungaro, y Asturias, País Vasco y Cataluña en el norte de España.

Otras etapas de la Revolución Industrial

Tras la Primera Revolución Industrial (1760-1840), se pueden establecer etapas sucesivas que dieron lugar a cambios en otros ámbitos.

Dicho de otro modo, tras la Primera Revolución Industrial han venido otras tres fases:

guest
30 Comentarios
Lo más antiguo
Lo más nuevo
Feedbacks
Ver comentarios

¿Quieres referenciar este artículo?

José Francisco López , 25 de septiembre, 2016
Qué fue la Revolución Industrial: Causas, consecuencias e inventos. Economipedia.com