Prosperidad

Se entiende como prosperidad en economía a una situación de riqueza y bienestar. Al referirse al concepto más material y medible, en el contexto económico se considera a la prosperidad como la destacable acumulación de riquezas y bienes.

El término de prosperidad está estrechamente relacionado también con el de economía de bienestar o al de crecimiento económico. No obstante las definiciones de estos son más exactas y permiten una mayor medición.

A menudo suele entenderse el concepto de prosperidad como una medición subjetiva, ya que una determinada cantidad de riqueza puede ser valorada en mayor o menor medida atendiendo a muy distintos criterios y bajo el punto de vista de distintos agentes económicos.

En ese sentido, es corriente entender la posesión o consecución de un nivel de prosperidad económica cuando existe una importante acumulación de bienes o alcanzando en un periodo de tiempo un considerable margen de beneficios.

Por otra parte, la prosperidad es una de las fases que componen un ciclo económico según su definición. Engloba el momento del mismo en el que se ha conseguido el punto más alto del crecimiento y, normalmente, precede a la aparición de recesiones económicas.

Prosperidad desde el punto de vista microeconómico

Si se aplica la anterior definición de prosperidad al nivel de la empresa, se consideraría que una firma o sociedad adquiere una situación próspera si reúne una serie de condiciones:

  • Es viable económicamente, obteniendo beneficio y permitiendo esto la continuación del desarrollo de su actividad
  • La consecución de mejores resultados supone en muchas ocasiones mejores condiciones laborales para sus trabajadores y mayores beneficios para sus propietarios o accionistas a través del reparto de dividendos.
  • También puede entenderse esta prosperidad microeconómica en la consecución de mayor poder de mercado de la empresa.

El concepto de prosperidad en la ideología económica y política

Entendiendo la prosperidad económica como la acumulación o consecución de un cierto nivel de riqueza, beneficio o activos, desde el punto de vista de la teoría económica y la influencia de las distintas economías pueden afectar a su entendimiento en dicho ámbito.

Desde un punto de vista capitalista, la prosperidad se consigue mediante la creación de riqueza y por tanto, ese debe ser el principal objetivo de la economía. Sin embargo, desde el punto de vista del socialismo y posturas cercanas como el comunismo o el marxismo, consideran que para conseguir prosperidad el Estado debe intervenir para repartir los recursos y garantizar otros factores como los derechos sociales.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario