Suceso seguro

Lectura: 2 min

En teoría de la probabilidad, un suceso seguro es aquel que siempre va a ocurrir.

El suceso seguro, en estadística y probabilidad, es un concepto básico. Básico, porque hace referencia a aquel suceso que siempre va a ocurrir. Al ser algo que siempre va a ocurrir, coincide con el espacio muestral.

Tal como está definido en nuestro diccionario, el espacio muestral está compuesto por todos los sucesos elementales. Por tanto, sabemos, que al menos un suceso elemental va a ocurrir siempre.

Espacio muestral, suceso imposible y suceso seguro

Para diferenciar bien estos tres conceptos, vamos a tratarlos de forma diferenciada. Eso sí, estableciendo la adecuada relación entre ellos:

  • Suceso imposible: Es aquel que nunca puede ocurrir. Suele designarse por el símbolo del conjunto vacío. Es lo contrario de suceso seguro.
  • Suceso seguro: Es aquel suceso que siempre va a ocurrir. Está compuesto por todos los elementos del espacio muestral. Es decir, engloba todos los posibles resultados. Es lo contrario del suceso imposible.
  • Espacio muestral: Está compuesto por todos los sucesos elementales. Por tanto, el suceso seguro coincide con los valores del espacio muestral.

Ejemplo de suceso seguro

Supongamos que tenemos un dado con 6 caras. Cada cara tiene un número. El suceso seguro será aquel, que pase lo que pase, siempre ocurra. Así pues, vamos a ver, en este caso, ejemplos de sucesos. Al lado de cada suceso indicaremos si es un suceso seguro o no.

  • Que salga un número menor que 7: Es un suceso seguro. Sabemos que saldrá un número entre 1 y 6.
  • Que salga un número menor que 10: Se trata de un suceso seguro. De la misma forma, sabemos que el número que ha de salir estará entre 1 y 6.
  • Que salga un número menor o igual que 3: No es un suceso seguro. Puede que salga el 4, el 5 o el 6. Por tanto, no podemos asegurar que siempre va a ocurrir.

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario