El BAIT es un indicador contable de la rentabilidad de una empresa. Se calcula como ingresos menos gastos, excluyendo de los gastos los impuestos e intereses que tiene que pagar la empresa. El EBIT también se conoce como resultado operativo o EBIT (por sus siglas en inglés, Earnings Before Interest and Taxes).

BAIT = Ingresos – Coste de los bienes vendidos – Gastos operativos

Es un ratio muy utilizado en análisis financiero porque es muy fácil de comparar entre empresas y al no incluir los impuestos ni los intereses evita las discrepancias que surgen entre las diferentes formas de capital y de tasas de impuestos que pagan las empresas. Se utiliza para realizar el análisis Dupont y calcular el ROE, entre otros ratios.

EL BAIT en la cuenta de resultados

El BAIT es igual al resultado neto de una empresa si le añadimos los impuestos y los intereses. Es el precursor del EBITDA, que incluye la depreciación de los activos de la empresa. El Beneficio antes de intereses e impuestos está situado justo debajo del EBITDA en la cuenta de resultados.

 Cuenta de resultados

Ejemplo
   Ingresos o ventas netas100
– Costes directos de los bienes vendidos-50
   Margen Bruto50
– Gastos generales, de personal y administrativos-20
   EBITDA30
– Gastos de amortización y provisiones-5
   Beneficio antes de intereses e impuestos (BAIT) o EBIT25
+ Ingresos extraordinarios1
– Gastos extraordinarios-2
   Resultado ordinario24
+ Ingresos financieros2
– Gastos financieros-3
   Beneficio antes de impuestos (BAT) o EBT23
Impuesto de sociedades7
   BENEFICIO NETO O RESULTADO DEL EJERCICIO16