La economía planificada o centralizada es aquella en donde las preguntas claves de la economía sobre qué, cómo y para quien producir son resueltas directamente por el Estado.

La economía planificada tiene como objetivo principal el reparto igualitario de los ingresos. Para ello el Estado debe intervenir la economía y encargarse de las tareas de distribución de recursos. Exigen la sustitución de la propiedad privada por la colectiva en los medios de producción, cambio y distribución. Es un tipo de sistema económico contrario al capitalismo o economía de mercado.

Sus orígenes se encuentran en la Unión Soviética, después de la Primera Guerra Mundial. Posteriormente, se expandió a las economías de los países del Este de Europa. A fines del siglo XX, fue reemplazado en prácticamente todos los países que lo aplicaban (nunca se aplicó el sistema cien por ciento puro).

Elementos claves de la economía planificada

Existen tres elementos esenciales en el funcionamiento de la economía planificada. A continuación pasamos a explicarlos.

  • La Propiedad Estatal o Colectiva

En el sistema de planificación centralizada se elimina la propiedad privada. Todos los recursos y productos quedan en manos del Estado, que representa la “propiedad colectiva” esto es, de todos los miembros de la sociedad.

El Estado determina los precios de los factores productivos y también los precios de los bienes y servicios producidos. El Mercado no tiene ninguna función como mecanismo de asignación de recursos.

  • La Planificación

La organización de la actividad económica se determina de acuerdo a un plan centralizado en donde el Estado señala detalladamente, para un determinado período de tiempo, los objetivos de producción, la tecnología a utilizar, los recursos disponibles para producción e inversión, etc. Los beneficios de las empresas y los deseos o preferencias de las personas no tienen ninguna injerencia en la asignación de los recursos.

Asimismo, el Estado también define un sistema de reparto de los bienes y servicios de modo de que no existan diferentes clases sociales.

  • El Control

Existe un estricto control del cumplimiento del plan establecido eliminándose por completo la iniciativa empresarial, la innovación o la apropiación de beneficios.

Respuesta a las tres preguntas claves de la economía

  • Qué producir: lo define el Estado a través de planes de producción y asignación de recursos.
  • Cómo producir: se producirá de acuerdo a las opciones tecnológicas que apruebe el Estado.
  • Para quien producir: el objetivo principal de la economía planificada sería distribuir los ingresos de forma igualitaria. Para lograrlo el Estado se suele apoyar en mecanismos como suministro controlado, racionamiento, cuotas, control de precios, entre otros.

Como vemos, el rol del Estado es total ya que controla de manera centralizada todas las decisiones económicas relevantes.

La economía planificada y el socialismo

El socialismo, al menos en sus inicios y en su versión más pura, era un sistema económico que defendía que la economía debía ser planificada. Con esto, se lograría un reparto de los recursos más igualitario y una mayor justicia social.

El socialismo moderno se ha moderado, aceptando que la libre competencia puede traer beneficios en la forma de mayor eficiencia y mayores beneficios para los consumidores (menores precios, mayor calidad o variedad, etc). De todas formas, los socialistas entienden que el Estado tiene un rol clave en la protección de los consumidores y en la corrección de ciertas fallas de mercado.