La hipótesis del mercado eficiente es una teoría inicialmente enunciada por Eugene Fama (1970). Establece que el precio actual de un activo en el mercado refleja toda la información disponible que existe (histórica, pública y privada).

Esta teoría considera que cualquier noticia o evento futuro que pueda afectar a la cotización de un activo, hará que el precio se ajuste tan rápido, que sea imposible obtener un beneficio económico del mismo. Dado esto, se considera una pérdida de tiempo y dinero el intentar hacer un análisis de los valores, ya que no abra ningún activo infravalorado o sobrevalorado en el mercado.

La hipótesis del mercado eficiente considera una serie de factores y grados que afectan a la eficiencia en el mercado.

Factores que afectan a la Hipótesis del Mercado Eficiente

Existen varios factores que condicionan o motivan que un mercado tenga un mayor grado de eficiencia:

  • Número de participantes: Cuanto mayor es el número de inversores en un mercado más eficiente será este. Esto implica también que cuanto mayor volumen de negociación haya en un mercado mayor es la eficiencia. Un ejemplo de esto es el mercado de divisas, que dado el gran volumen de negociación y la elevada cantidad de participantes que acuden, se considera uno de los mercados más eficientes que existe.
  • Información disponible: Cuanto mayor es la información que tiene el inversor acerca del mercado mayor será la eficiencia de este. El disponer de una mayor información por parte del inversor, así como del mismo tipo de información entre todos los participantes del mercado, haría reducir la asimetría de información y por lo tanto aumentar la eficiencia.Un ejemplo sería comparar la información disponible que existe en el mercado americano, en comparación con mercados emergentes, donde la información es más limitada y por tanto la eficiencia es mucho menor.
  • Costes de transacción y de información: Cuanto mayor sean estos costes menor sera la eficiencia del mercado. Es decir,si son tan grandes que superan los beneficios de negociar en el mercado, este será menos eficiente. La consecuencia principal de esto es que los inversores evitaran participar en el mercado y por tanto habrá menor eficiencia.

Tipos de eficiencia de mercado

En función de la información que hay recogida en los precios de los activos destacan tres tipos de eficiencia:

  • Eficiencia Débil: Los precios de los activos reflejan toda la información histórica. Por tanto los precios históricos y el volumen de los mismos no tienen capacidad predictiva sobre su evolución futura. Esto implica que ningún inversor podrá superar al mercado usando análisis técnico, pues se basa en precios históricos y volumen. Por lo tanto,solo podrá hacerlo mediante el uso de información pública y privada.
  • Eficiencia Semi-fuerte: En este caso los precios reflejan tanto la información histórica como la pública disponible de los activos. Un inversor solo podría obtener rentabilidades superiores a las del mercado mediante el uso de información privada o privilegiada. El análisis fundamental seria inútil,pues se nutre de la información pública, que ya se encuentra reflejada en el precio.Entonces,ante cualquier nueva noticia el precio se ajustaría tan rápidamente que sería imposible aprovecharse de esa información.
  • Eficiencia Fuerte: Los precios de los activos reflejan toda la información existente (histórica, pública y privada). Si algún inversor tuviese acceso a información privilegiada, el precio se ajustaría rápidamente, y no permitiria beneficiarse de esa información.