La cerveza artesanal, un producto en expansión

No cabe duda de que cada vez el consumidor es más exigente y demanda productos de mayor calidad. Precisamente esto es lo que ocurre en el mercado de la cerveza, donde el consumo de la cerveza artesanal va en aumento. A pesar de todo, es difícil ganarse la vida produciendo cerveza artesanal.

Pero, ¿cómo comenzó esta reciente eclosión de la cerveza artesanal? Para encontrar el origen debemos irnos hasta Estados Unidos, para luego dar el salto a Europa, aunque en países como México y Brasil, su consumo sigue siendo marginal.

El caso estadounidense

Como decíamos, en Estados Unidos, donde empezó todo, los cerveceros artesanales representan el 24% de las ventas de cerveza. Por el contrario, las cervezas más industriales, con una producción en masa y por tanto más estandarizada, están perdiendo terreno. Prueba de ello es que los grandes fabricantes llevan perdiendo cuota de mercado desde el año 2008. Así, grandes marcas como Anheuser-Busch han sufrido una caída del 8% frente a la disminución del 5,9% de Miller Coors.

Microcervecerías

La razón del ascenso de la cerveza artesanal en Estados Unidos se debe en buena medida a la llegada de las denominadas microcervecerías. Estas microcervecerías son pequeñas instalaciones en las que se trabaja con una cifra de producción limitada, pero de mucha mayor calidad que la cerveza industrial. De este modo, en el mercado de las cervezas artesanales, encontraremos una mayor variedad de cervezas y con muy diferentes sabores.

En cuanto a los procesos de producción, nos encontraremos con una mayor elaboración, sin olvidar que los fabricantes serán mucho más selectivos a la hora de buscar materias primas. Incluso el embotellado y el etiquetado se efectuarán de manera más artesanal. En definitiva, se trata de una apuesta decidida por la calidad frente a la cantidad. De ahí que, en lugares como Estados Unidos, la producción anual máxima de una microcervecería quede establecida en 18.000 hectolitros.

Ahora bien, los puntos débiles o tareas pendientes que estas microcervecerías deben afrontar es alcanzar una mayor similitud entre los distintos lotes, así como pulir ciertos defectos en los procesos de fabricación.

Los brewpubs

Otro tipo de establecimientos que han tenido una gran proliferación en los Estados Unidos son los brewpubs. Estamos hablando de pubs que elaboran su propia cerveza, en los que el cliente puede observar a través de las ventanas cómo se llevan a cabo los distintos procesos de fabricación.

Así pues, es más que evidente el crecimiento de la cuota de mercado de este tipo de establecimientos en Estados Unidos. Si en 2010 había 620 microcervecerías y 1.053 brewpubs, en 2018 los estadounidenses contaban con un total de 4.522 microcervecerías y 2.594 brewpubs. Lo que supone un crecimiento del 629% y 146% respectivamente.

España, un camino difícil

Más allá del continuo crecimiento del mercado de la cerveza artesanal en Estados Unidos, la situación es muy distinta en España. Si bien existe una tendencia al alza, el aumento del consumo de cerveza artesanal no es tan acusado como en tierras estadounidenses. Hay que reconocer que de una producción de 17.900 hectolitros anuales de cerveza artesanal se ha pasado a los 400.000 hectolitros anuales, pero esto solo supone el 1% del total de la producción de cerveza en España.

Si buscamos el origen del interés por la cerveza artesanal en España tenemos que remontarnos a los peores años de la crisis (2010-2012). Eran muchos los que ante una situación de desempleo optaban por el emprendimiento y se lanzaban a la producción de cerveza artesanal.

Actualmente, el mercado de cervezas artesanales español está integrado por numerosos productores de pequeño tamaño. A pesar de ser muchos competidores, el tamaño y la estructura de los pequeños productores españoles no es suficiente como para competir con las grandes industrias cerveceras del país.

Frente a un sector maduro como el de la cerveza industrial, la cerveza artesanal se presenta como un sector dinámico, con una gran variedad de oferta, con multitud de sabores donde elegir. Las artesanas son productos de mayor valor añadido, de ahí su mayor precio.

No obstante, el gran hándicap de los pequeños productores de cerveza se encuentra en que, debido a su reducido tamaño, les es más difícil afrontar costes y cumplir con todas las acreditaciones y normativas vigentes.

Canales de distribución

Otro aspecto a tener en cuenta es la distribución. Sin duda, para llegar a todas partes y, en definitiva, darse a conocer, es necesario contar con unos buenos canales de distribución. De ahí que los pequeños productores encuentren mayores dificultades a la hora de distribuir su cerveza.

Los canales de distribución se encuentran ocupados por las grandes cerveceras, lo que supone una auténtica barrera de entrada al sector. Todo ello sin olvidar que ciertas provincias españolas no cuentan con la población suficiente, por lo que en algunos casos deben desplazarse a grandes ciudades como Madrid y Barcelona para poder mantener una cifra aceptable de ventas.

El desembarco de las grandes compañías

Por otra parte, las grandes compañías del sector de la cerveza, conscientes de las perspectivas de crecimiento, han efectuado los primeros movimientos y han desembarcado en el sector artesanal. En esta línea, compañías como Heineken y Mahou han entrado en el capital social de las pequeñas cerveceras.

La idea de las grandes empresas se basa en aportar la experiencia y el capital necesario, pero manteniendo la variedad y el toque de calidad de la cerveza artesanal. Ahora bien, la llegada de grandes empresas de la cerveza también puede ser un arma de doble filo, pues, aunque pueden dar un empujón a los microcerveceros, también pueden terminar siendo durísimos competidores que manejen presupuestos mucho mayores.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

1 comentario en “La cerveza artesanal, un producto en expansión”

  1. Creo que actualmente ya se empieza a apreciar como algunas de las marcas se estabilizan tras una caída de proyectos que no pudieron o supieron salvar los primeros 2 años como empresa.

    La compra de algunas micros por parte de industriales también ha servido de acicate, así como la entrada de estas en proyectos de cervezas de semejanza artesanal.

    Para ver el panorama completo web de Birrapedia.

Deja un comentario