Banca de empresas

La banca de empresas es el sector del sistema financiero, o el departamento de una entidad crediticia, especializado en financiar compañías.

Dicho segmento de la banca ofrece diversos productos y servicios. Esto, con el fin de que la firmas puedan expandir su actividad comercial y realizar distintas inversiones.

Principales productos de la banca de empresas

Entre los productos de la banca de empresas, destacan:

  • Financiamiento de corto plazo: Son préstamos a plazos menores de un año. Tienen diversas modalidades como el factoring. Este último es un contrato por el cual el acreedor cede su derecho de cobro, estipulado en una factura u otro documento, a favor de una entidad financiera. Producto de la transacción, la compañía recibe liquidez inmediata.
  • Financiamiento de largo plazo: Son créditos a plazos mayores a un año como el arrendamiento o leasing financiero. Este es un contrato de alquiler de un bien con la opción de compra al término del periodo de endeudamiento.
  • Financiamiento al comercio exterior: Son préstamos para facilitar operaciones de exportación e importación.

Otros productos y servicios de la banca de empresas

La banca de empresas ofrece a sus clientes diversos servicios como asesoría en la gestión de sus inversiones.

Asimismo, brindan dirección en las operaciones de fusiones y adquisiciones entre compañías. Este tipo de transacciones compromete grandes sumas de dinero y tienen implicancias en varios ámbitos como el fiscal y el financiero.

La banca de empresas también ofrece servicios complementarios como seguros. Dichas coberturas pueden servir, por ejemplo, para reducir el riesgo ante grandes fluctuaciones del tipo de cambio. Ello es importante principalmente para operaciones de comercio exterior.

La banca de empresas comercializa además productos relacionados a la gestión de cobros como transferencias y domiciliaciones. Esto último se refiere a la automatización del pago de recibos, gastos, compras y similares de una persona natural o  jurídica. Dicho sistema es utilizado, por ejemplo, cuando de la cuenta de ahorros del cliente se descuenta mensualmente la factura de su celular.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario