Capitalismo de estado

Lectura: 3 min

El capitalismo de estado es un modelo que prioriza del estado como participante en la economía por medio de sociedades estatales y compitiendo con el sector privado dentro del sistema económico.

En un entorno social y económico capitalista, las instituciones y gobiernos supervisan y controlan la actividad económica del territorio en cuestión siguiendo pautas y prácticas de marcado tono capitalista.

En ese sentido, se entiende que se aplica el funcionamiento de una empresa capitalista al modo en que se dirige la Administración de un Estado. Para ello se aplican muy diversas prácticas microeconómicas a una gestión macroeconómica y de nivel nacional.

Su origen se atribuye al crecimiento del fenómeno de la burguesía, donde élites económicas de diplomáticos, comerciantes y emprendedores burgueses asumieron el control político y económico en países como Inglaterra en su fase colonial. Estos agentes aplicaban a la política las metodologías con las que actuaron e hicieron fortuna en sus empresas.

Esquema básico del capitalismo de estado

Tal y como se ha indicado, el capitalismo de estado en su nivel conceptual más básico establece que el Estado, por medio de su gobierno y sus instituciones y medios de control dirige la vida económica, comercial y empresarial del país como si este fuera una gran empresa.

Así, los gobiernos de este tipo buscan el aumento del beneficio nacional y el aumento de riqueza del país para, en adelante, invertir estas ganancias en nuevos puntos de producción.

Esto se realiza por medio de empresas o sociedades de tipo estatal que participan en los mercados en forma de empresas públicas, buscando obtener beneficios económicos y no dejando a empresas privadas asumir esa actividad por completo (capitalismo monopolístico de estado), o al menos compitiendo con ellas.

También es frecuente que el Estado absorba o nacionalice empresas, las rescate tras quiebra o las expropie por diversos motivos y asuma su control. Los sectores más proclives a esto son los recursos energéticos (compañías petroleras de carácter estatal), materias primas o distribución de bienes y servicios (servicios estatales de correos, por ejemplo).

Capitalismo de estado e ideología económica

No obstante a lo largo de los años los diferentes estudios de teoría económica han definido al capitalismo de estado de distintos modos, diluyendo en gran medida su significado y siendo aplicado este a varios modelos económicos sin mucha relación entre sí, a priori.

En ese sentido, se ha considerado al capitalismo de estado desde la fase definitiva del modelo capitalista a un nivel de gestión comunista totalitario.

De este modo, asumiendo que el control de la propiedad y la administración de los recursos y los factores de producción recaen en el Estado, diferentes teorías sociopolíticas e ideológicas identifican la capitalismo de estado como un punto extremo del capitalismo, e incluso como una vertiente socialista o comunista.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario