Sobrevendido

El término sobrevendido es aplicable a un activo financiero cuando cae rápidamente su precio. Este se sitúa entonces por debajo del valor que corresponde a sus fundamentos, es decir, no coincide con el criterio de los analistas.

Dicha situación significa que pronto el título financiero (acción, divisa, materia prima u otro similar) volverá a subir.

Un activo sobrevendido es lo contrario a uno sobrecomprado. El primero ha registrado una baja en su precio, mientras que el segundo, un alza. Sin embargo, ambos casos tienen algo en común: Un movimiento acelerado en la cotización producto de una sobre reacción sin suficiente sustento técnico.

Lo recomendable es comprar aquel título financiero identificado como sobrevendido. De esa forma, se aprovechará el momento antes de que se encarezca.

Origen del activo sobrevendido

El origen de un activo sobrevendido es el deseo del inversionista de eliminar aquel título de su portafolio. Esto sucede, por ejemplo, ante una ola de fuerte pesimismo que afecta todo el mercado.

Sin embargo, también puede tratarse de una circunstancia particular del activo financiero en cuestión. Por ejemplo, quizás se conoce la noticia de que el nuevo producto de la empresa XY no ha alcanzado el nivel de ventas esperado. Entonces, el valor de la compañía caerá y, consecuentemente, también el precio de sus acciones.

Es importante aclarar que no todas las bajas de precios en la bolsa de valores corresponden a una situación de sobreventa. Esto solo ocurre cuando el movimiento bursátil es más pronunciado de lo que sugiere el análisis bursátil.

Herramientas para identificar un activo sobrevendido

Las herramientas para identificar un activo sobrevendido pueden clasificarse en dos tipos:

  • Cuantitativas: Son indicadores medibles, siendo el más conocido el Indicador de Fuerza Relativa (RSI), que intenta cuantificar el nivel de sustento de una cotización.

RSI = 100 – 100 / (1 + RS*)

El RS* es el promedio de las últimas subidas entre el promedio de las últimas bajadas del precio, tomando como referencia usualmente los últimos catorce periodos. Para mayor explicación revise la siguiente nota respecto a cómo se calcula el RSI.

Si el RSI está por debajo de 30, es una señal de que el activo puede estar sobrevendido. Lo recomendable es corroborar esto con otras herramientas como el MACD (indicador). También se pueden realizar análisis macroeconómicos o algorítmicos.

  • Cualitativas: Otra manera de reconocer si un título está sobrevendido es comparando el precio de hoy con los datos del pasado. Si se observa un movimiento acelerado lejos de la media histórica, es un indicio de desequilibrio entre la cotización actual del activo y sus fundamentos.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario