Sobrecomprado

El término sobrecomprado se utiliza para denominar a un activo financiero cuando se incrementa rápidamente su precio. Este se eleva entonces por encima del valor sugerido por los analistas, es decir, de sus fundamentos.

Dicha situación puede anticipar una baja en el precio del título financiero (acción, divisa, materia prima u otro similar) cuando ya no se consigan compradores.

Un activo sobrecomprado es lo contrario a uno sobrevendido. El primero ha registrado una subida de su cotización, mientras que el segundo, una disminución. Aunque ambos casos tienen algo en común: Un movimiento acelerado del precio sin suficiente sustento técnico.

Lo recomendable es que el inversionista venda el activo sobrecomprado que posee en su portafolio. De esa forma, se beneficiará de la probable caída de la cotización. Igualmente, si la persona no posee el título financiero no es aconsejable comprarlo porque se prevé que pronto será más barato.

Origen del activo sobrecomprado

El origen del activo financiero sobrecomprado es un desequilibrio entre la oferta y la demanda producto del impulso más que del análisis.

Por ejemplo, supongamos que un cambio en el modelo de negocio de la empresa XY genera grandes expectativas entre los inversionistas, elevando la cotización de la compañía en la bolsa de valores. Sin embargo, la nueva estrategia es muy riesgosa y aún se desconoce cuáles serán sus primeros resultados.

Herramientas para identificar un activo sobrecomprado

Las herramientas para identificar un activo sobrecomprado pueden ser de todos tipos:

  • Cuantitativas: Son índices medibles, destacando el Indicador de Fuerza Relativa (RSI). Este nos da una referencia sobre el sustento del precio. Para ello, usa los datos históricos, usualmente de los últimos catorce meses, siguiendo la siguiente fórmula:

RSI = 100 – 100 / (1 + RS*)

El RS* es la media de las últimas subidas entre la media de las últimas bajadas. Para entenderlo mejor visite la nota respecto a cómo se calcula el RSI.

Si el indicador marca un nivel superior a 70, el activo financiero está sobrecomprado. Por lo tanto, sería un buen momento para venderlo. Se sugiere confirmar esto con otras herramientas como el MACD. Sin olvidar otros tipos de análisis como el value investing o el análisis cuantitativo bursátil.

  • Cualitativas: Otra forma de determinar si un título está sobrecomprado es mediante la observación de los datos pasados. Si el precio se situó muy rápidamente por encima del promedio histórico, es una señal de que pronto puede caer.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario