Tasa de beneficio

La tasa de beneficio (TB) es una medida de las ganancias que se obtienen por cada unidad de capital invertida en un negocio.

La tasa de beneficio es un indicador de la rentabilidad de un negocio. Se mide como el cociente entre los beneficios obtenidos y el stock de capital.

Para que sirve la tasa de beneficio

Sirve para determinar si es recomendable o no invertir, o continuar invirtiendo en un determinado negocio. Mientras más alta sea la tasa, más atractivo será invertir y más recursos se pondrán a disposición de los dueños del negocio.

Si la tasa es baja, puede ser necesario repensar como está funcionando el negocio o incluso cerrar y trasladar los recursos a otra alternativa más rentable.

Fórmula de la tasa de beneficio

La fórmula de cálculo es dividir los beneficios obtenidos por la empresa o negocio por el stock de capital.

TB = Beneficios obtenidos/ Stock de capital

Determinantes de la tasa de beneficio

Depende de tres variables fundamentales:

  • El coeficiente técnico de la función de producción: esto es, la máxima cantidad de renta que puede obtenerse por el capital instalado.
  • El grado de utilización del capital: la utilización del capital debe ser la óptima, en caso contrario existe un costo de eficiencia y de renta.
  • El margen obtenido con respecto a los costes medios. A mayor margen, mayores ganancias se obtienen.

Tasa de beneficio y utilización óptima de recursos

La tasa de beneficio es una variable relevante para la toma de decisiones de inversión y puede ayudar a llegar a un equilibrio óptimo en la utilización de los recursos. Mientras más alta es, una mayor cantidad de recursos se invertirán en ese negocio y la tasa irá cayendo a medida que haya más competencia. Si la tasa es baja, los inversionistas sacarán sus capitales para llevarlos a otros negocios más rentables. Todo lo anterior empuja a un equilibrio en la Economía. Es lo que se llama la función reguladora de la tasa de beneficio.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario