Velocidad de circulación del dinero

La velocidad de circulación del dinero es la frecuencia con la que el dinero disponible en una economía se gasta en bienes y servicios, durante un determinado período de tiempo.

La velocidad de circulación del dinero se refiere a cuán rápido una unidad monetaria cambia de manos en una Economía. Se puede calcular como el número de veces que una unidad monetaria pasa de unas manos a otras en el proceso de compra y venta de bienes y servicios.

Ejemplo de velocidad de circulación del dinero

Suponga que en una economía sólo hay disponibles 100 euros. Estos 100 euros los obtiene un empresario, el que decide comprar un día de trabajo de un albañil, el que recibe los 100 euros a cambio. El albañil por su parte, con sus 100 euros le paga 60 a un cocinero y 40 al mercader por provisiones. Como podemos ver, si bien hay sólo 100 euros en la economía, los gastos realizados son de 100 + 60 + 40= 200 en gastos. La velocidad de circulación del dinero es de 2 durante el período de tiempo analizado.

 Determinantes de la velocidad de circulación del dinero

Existen varios factores que determinan la velocidad con la que el dinero pasa de unas manos a otras en una economía, a continuación describimos algunos de ellos:

  • Tipo de interés: Altos tipos de interés para los depósitos hacen más atractivo ahorrar por lo que la velocidad de circulación de dinero cae (la gente gasta menos para poder ahorrar)
  • Inflación: Si existen altas expectativas de inflación, las personas y empresarios preferirán gastar más ahora antes de que los precios sigan subiendo (sobro todo si se trata de materias primas y otros bienes que se pueden almacenar).
  • Preferencias: Los individuos y empresas pueden tener distintas preferencias por gasto y ahorro en un determinado país, período de tiempo, etc.

Cómo se mide la velocidad de circulación del dinero

En la práctica no se tiene toda la información acerca del número de transacciones que se hacen en la economía que implican que el dinero cambie de unas manos a otras. Para poder medir la velocidad de circulación en la práctica se utilizan métodos indirectos.

De esta forma, si se considera que la renta nacional es una estimación del valor total de las transacciones económicas realizadas durante un período de tiempo, la velocidad de circulación del dinero se calcularía como el cociente entre la renta nacional y la cantidad total de dinero (u oferta monetaria).

Teoría cuantitativa del dinero

La teoría cuantitativa de dinero fue originalmente ideada por Martín de Azpilcueta pero su formalización en los términos que hoy se conoce se debe a Irving Fisher.

Esta teoría, establece una relación entre la cantidad de dinero y las variables reales de la economía. La expresión básica de la ecuación cuantitativa es la siguiente:

M x V = P x Y

Donde:

  • “M”: la cantidad de dinero (M1, M2, M3 o M4).
  • “V”: la velocidad de circulación del dinero.
  • “P”: el índice de precios (medido por el IPC o por el deflactor del PIB).
  • “Y”: el producto o renta nacional en términos reales (medido por el PIB real).

Siguiendo esta ecuación, podemos calcular la Velocidad de circulación del dinero de la siguiente forma:

V= (P x Y) /M

O lo que es lo mismo, dividir el valor del PIB nominal por la cantidad de dinero

Si suponemos que Y y V son constantes (al menos en el corto plazo), un aumento de M, llevaría a un aumento proporcional (y en la misma dirección) en P.

Los  monetaristas más estrictos, suponen  que  la  velocidad  del  dinero  es  estable  y  que los cambios  en  la  oferta  de  dinero  sólo  influyen  en  el  precio  de  los  productos (más inflación) y no en una mayor producción. Los  keynesianos en cambio, creen  que un aumento de la masa monetaria puede tener un efecto positivo en la producción. El aumento en los precios es sólo parcial ya que la circulación  del  dinero  no es constante y absorbe  una  parte  del  impacto.

Ejemplo de cálculo de velocidad con teoría cuantitativa del dinero

Suponga que en, en un año, en la economía A se producen 100 panes, cada uno se vendió a 10 euros. El gasto total de la economía en el año fueron 1000 euros y la cantidad de dinero era de 50 euros. Para que este gasto haya sido factible con 50 euros, el dinero cambió de manos 20 veces en el año.

V= (100X10)/50=20

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario