Un bien de lujo es un producto o servicio que no se consideran esencial. En economía, los bienes de lujo se consideran bienes normales, al igual que los bienes de primera necesidad, por tener el mismo tipo de comportamiento. El término bien de lujo es utilizado en economía para estudiar los distintos tipos de bienes.

Los bienes de lujo y los de primera necesidad se encuentran en la misma categoría porque la demanda de ese tipo de bienes aumenta cuando aumenta la renta de las personas. Es decir, compramos más de ese bien si aumenta el dinero del que disponemos.

Sin embargo, este aumento de la demanda no se produce de la misma manera. Cuando aumenta la renta de las personas, la demanda de estos bienes de lujo aumenta mucho más deprisa y en mayor cantidad que lo que hizo la renta. Para que lo veamos claro, se produce un proceso totalmente contrario que en los bienes de primera necesidad, donde aunque aumentemos nuestra renta, no aumentaremos su demanda mucho porque la necesidad ya estará cubierta con nuestra anterior renta.

Ejemplo de un bien de lujo

Si disponemos de una renta determinada vamos a comprar un cartón de leche. Cuando aumente nuestra renta, quizá compremos como máximo dos cartones de leche pero no compraremos más porque es una necesidad ya cubierta. Sin embargo,  tendremos mayor predisposición a comprarnos una televisión, hacer un viaje o comprarnos un coche más caro.

Los bienes de lujo, por ello, son bienes especiales. Aunque también habrá tener en cuenta que esta clasificación incorporará diferentes bienes según el país en el que nos encontremos. Habrá lugares donde la televisión podrá considerarse un bien normal y en otros un bien de lujo.