Se considera deuda privada a la deuda que tiene cualquier persona, física o jurídica que no es una Administración pública. Cuando una persona pide un préstamo o un crédito, cuando una empresa emite bonos, pagarés, etc. Todo eso es deuda privada.

La deuda privada de un país es la suma de todas las deudas que mantienen la totalidad de empresas, familias y entidades financieras que residen en ese país, independientemente de con quien tenga la deuda, si inversores nacionales o internacionales.

Estas deudas sirven para financiar los gastos de quien las pide, pero al contrario que la deuda pública, la mayoría de estas deudas provienen de créditos y prestamos. Aunque también hay muchas empresas que realizan emisiones de títulos de deuda para financiarse, prácticamente mediante el mismo sistema que las emisiones de deuda de un país. El tipo de interés de estas emisiones dependerá de la confianza que tengan los mercados en que esta empresa o entidad financiera va a devolver el dinero. Las agencias de rating también ponen nota a la probabilidad de pago o calidad crediticia de estas emisiones, siempre y cuando la empresa lo solicite.

Ejemplo de deuda privada

si una empresa telefónica necesita 100.000 € puede emitir 100 bonos de 1.000€ cada uno al 7% de interés, prometiendo a los inversores que dentro de un año les entregará 1.007 euros por cada bono.

También le puede interesar qué Tipos de Deuda existen.