El dinero electrónico es un valor o medio de pago que se almacena en un soporte electrónico por medio del cual es posible hacer transacciones sin que necesariamente intervenga un banco u otra entidad financiera.

El dinero electrónico en su concepto más amplio incluye cualquier sistema de pago que involucre un medio digital. De esta forma se incluirían las tarjetas de prepago, tarjetas de crédito o monederos electrónicos, entre otros. Todos estos medios utilizan software, en algunos casos hardware y conexión a internet para realizar las transacciones. Casi todos son ampliamente utilizados y conocidos por la mayoría de las personas.

Un concepto de dinero electrónico más restringido se refiere al dinero expresado en bits (unidad mínima de información en informática). Es un medio de pago que no tiene unidad física y sus transacciones se realizan a través del intercambio de bits sin utilizar billetes, monedas o cualquier otro medio convencional. Este tipo de dinero también ha sido denominado como “E-money”, “digital-cash”, “cyber-currency”, etc.

Cómo funciona el dinero electrónico

El dinero electrónico en su sentido más amplio y conocido funciona como medio de pago virtual pero que se expresa y  respalda en unidades monetarias comunes (euros, dólares, etc.). Además pueden transformarse en dinero. Así por ejemplo, si tenemos una tarjeta de prepago de 1000 euros, sabemos que hemos depositado previamente ese monto y podemos utilizarlo en transacciones hasta cubrir ese monto. Asimismo, si nos dan una tarjeta con un cupo de 3000 euros, tendremos que luego pagar ese monto más los interese que nos cobren, todo expresado en euros.

En el caso del dinero electrónico estricto, su valor se expresa y almacena en bits. Cuando un emisor entrega dinero virtual a una persona, le entregará un fichero electrónico con un conjunto de bits encriptados. Estos bits no son más que información electrónica que se guarda en un microchip que puede ser adherido a una tarjeta digital.

Con el dinero electrónico (estricto) se pueden hacer transacciones a través de internet, teléfono móvil o televisión interactiva de manera instantánea y confidencial. La transacción es de un chip a otro y no se requiere de la intermediación de un Banco ni tampoco de contar con una cuenta bancaria.

El valor del dinero electrónico emitido por un agente dependerá de la credibilidad y aceptación que encuentre entre sus usuarios virtuales. Algunos entes emisores han decidido respaldar su dinero electrónico en oro (como e-gold) como una forma de dar más confianza a sus usuarios.

Ventajas del dinero electrónico

El dinero electrónico presenta importantes ventajas con respecto al dinero fiduciario:

  • Evita el costo y riesgo asociado a transportar y/o almacenar grandes cantidades de dinero.
  • Es posible programar el chip con dinero electrónico de modo que sólo pueda utilizarse para un destino en particular eliminado así el riesgo de desvíos, robos o pérdidas. Así por ejemplo, es posible programar que el dinero electrónico sólo pueda gastarse una determinada tienda. De esta forma, si enviamos a una persona a comprar materiales no podrá gastar parte del dinero en otros usos, por ejemplo.
  • En algunos casos es posible hacer transacciones en completa confidencialidad y anonimato.
  • Entrega mayor libertad a los agentes para realizar intercambios.

Desventajas del dinero electrónico

También existen importantes desventajas y riesgos en el uso de dinero electrónico. A continuación describimos algunos de ellos:

  • Es más difícil para los Bancos Centrales calcular la masa monetaria y por ende llevar a cabo política monetaria.
  • Evasión de impuestos. Dada la falta de control, las transacciones con dinero electrónico pueden evadir impuestos con la consecuente caída en los ingresos del Estado.
  • Las transacciones en un entorno digital hacen difícil determinar cuál es la autoridad competente para el control y sanción de actividades ilegales. Actualmente, asociamos la influencia y poder de una institución a una determinada zona geográfica.
  • Aparecerán nuevas formas de delitos electrónicos que pueden ser más complejos.
  • Las actividades de lavado de dinero, fraude y financiamiento ilegal tienen mayor posibilidad de pasar desapercibidas.
  • Fallos o ataques informáticos pueden tener graves consecuencias.

Futuro del dinero electrónico

Actualmente, es uso del dinero electrónico (estricto) es limitado pero se espera que este crezca en el tiempo. Para poder aprovechar sus ventajas debemos diseñar desde ya mecanismos que permitan reducir sus riesgos y perjuicios.

Así como en el pasado considerábamos impensable que el dinero no tuviera un respaldo en oro hoy en día debemos ir adaptándonos a la idea de que es posible que el dinero deje definitivamente su forma física para transformarse en un medio de pago digital.