La ley de oferta refleja la relación entre la demanda que existe de un bien en el mercado y la cantidad del mismo que es ofrecido en base al precio que se establezca.

En concreto, determina la cantidad de un bien o servicio en particular que es ofrecido por los productores teniendo en cuenta su precio. Habitualmente la relación existente entre esta cantidad y la variable del precio será directa o positiva al contrario que en la Ley de Demanda.

Por definición, tal y como se desarrolla el concepto de oferta, ante un aumento en el precio, la cantidad  ofertada aumenta. Del mismo modo ocurre en el caso contrario, donde la relación directamente proporcional se mantiene, y ante una reducción de precio ocurrirá simultáneamente una disminución de cantidad ofrecida.

Esto ocurre porque los productores exigen al menos un cierto precio para ofrecer determinada cantidad de bienes. Cuanto más precio haya y más retribución reciba, obviamente mayor cantidad de producto estará dispuesto a ofrecer. En otras palabras, encontrarán mayores incentivos para ofrecer sus productos o servicios en el mercado.

Para el productor de un bien, la cantidad que este ofrezca dependerá del precio de venta. Del mismo modo que también estará influido por los costes de producción, los cuales por sí mismos, dependen de la tecnología, los costes de trabajo y otros costes propios del proceso de producción.

Como ejemplo, suponemos un productor de madera que produce mesas, para un determinado nivel tecnológico, la cantidad ofrecida dependerá del precio de venta, los salarios de los trabajadores o el precio de la madera. Para simplificar, ignoramos el precio de otros factores como pegamento, tornillos, etc.

Tenemos la siguiente función de oferta (S):

S(Qmesa) = – 274 + 0.80(Pmesa) – 8.00(Salario) – 0.20(Pmadera)

Donde, el salario se mide en euros por hora trabajada y el precio de la madera en euros por cada 100 metros.

Para conocer la cantidad ofrecida como una función dependiente únicamente del precio de venta, damos valores al resto de variables y mantenemos el factor tecnológico constante. Es decir, el salario vale 12 euros por hora y el precio de la madera 150, dando como resultado la siguiente ecuación:

S(Qmesa) = – 274 + 0.80(Pmesa) – 8.00(12) – 0.20(150)

S(Qmesa) = – 274 + 0.80(Pmesa) – 96 – 30

S(Qmesa) = – 400 + 0.80(Pmesa)

ley de oferta ejemplo mesas

A la hora de representar esta función en una gráfica esta relación lineal entre cantidad y precio, debemos colocar el precio de la mesa en función de la cantidad.

Es decir, obtener la función inversa.

S(Qmesa) = -400 + 0.80Pmesa

Pmesa = 500 + 1.25Qmesa

El redactor recomienda

Ley de demanda