Banco corresponsal

Un banco corresponsal es aquel que gestiona operaciones a nombre de otra institución financiera que no cuenta con sucursales en el país.

Los bancos, en general, recurren a otras compañías intermediarias para que actúen como sus corresponsales en regiones lejanas. De esa forma, pueden realizar transacciones en el exterior.

Los bancos corresponsales pueden, en representación de un tercero, aceptar depósitos, transferir dinero, gestionar préstamos, entre otros.

En vista de que el modelo de banca universal está cada vez más extendido, las empresas del sector firman acuerdos de corresponsalía. Gracias a esos convenios, cada una de las partes puede actuar en nombre la otra en su respectiva nación.

Bancos corresponsales en transferencias internacionales

Los bancos corresponsales son necesarios en las transferencias internacionales. Ellos se encargan de gestionar la operación en el país de destino, lo que incluye la conversión de divisas.

Para proceder con lo anterior, se requiere que el banco corresponsal haya abierto una cuenta a nombre de la institución desde donde se ordenó el envío de dinero.

Cuando una entidad de crédito quiere referirse al capital que mantiene depositado en un banco corresponsal, lo denomina como cuenta ‘nostro’.

Asimismo, el banco corresponsal llama cuenta ‘vostro’ a aquel dinero que gestiona y que es propiedad de otra compañía financiera.

En conclusión, los términos ‘nostro’ y ‘vostro’ pueden ser utilizados para hacer alusión a la misma cuenta bancaria. Sin embargo, esto varía en función de si estamos hablando desde el punto vista del depositante o del depositario.

Razones para usar bancos corresponsales

Entre las principales razones para usar bancos corresponsales destacan:

  • La entidad financiera podrá ofrecer sus servicios a un público más amplio. Esto, sin tener que abrir y mantener nuevas sucursales en países donde su participación de mercado es mínima o inexistente.
  • Permiten el acceso a los mercados financieros internacionales. Es decir, es una manera de acercarse a grandes inversionistas que operan en otros países y continentes.
  • Permiten que las personas realicen con mayor facilidad operaciones en diferentes partes del mundo. Por ejemplo, cuando se encuentran de viaje.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario