Bien de exportación

Un bien de exportación es aquel tipo de bien producido en un determinado territorio y vendido fuera de este debido a la demanda por parte de agentes extranjeros. Esto sucede debido a diversos motivos, como el menor coste de producción interior frente a la exterior.

Por definición, el bien de exportación será aquel que se intercambia fuera de un determinado territorio nacional a cambio de una compensación económica. Es decir, es un elemento clave del comercio internacional.

A menudo se considera que un bien es susceptible de ser exportable debido a que la demanda interior del mismo es menor en comparación con la del exterior. Esto va estrechamente ligado al papel de las ventajas competitivas como piedra angular del comercio. Ya que los países estiman qué productos pueden producir y exportar fuera atendiendo a sus recursos y los de terceros, estableciendo relaciones de intercambio.

En ese sentido es frecuente que las empresas nacionales busquen expandir su área comercial fuera de sus fronteras o bien para aumentar su beneficio, o simplemente para contar con una demanda insuficiente en su propio territorio.

Una exportación es básicamente todo bien y/o servicio legítimo que el país productor o emisor (el exportador) envíe como mercancía a un tercero (importador), para su compra o utilización.

Efectos fiscales de un bien de exportación

Es habitual que los bienes de exportación sean gravados por determinados impuestos, aumentando para la demanda exterior el precio. Estos impuestos son conocidos como aranceles. Este tipo de medidas fiscales y aduaneras responden a deseos por parte de los países de estimular el comercio interior.

Estas decisiones económicas y políticas buscan beneficiarse a su vez del proceso de exportación, convirtiéndose en unos de los motores económicos de un país en particular. Así, puede señalarse que existen ayudas y subvenciones a la exportación. Al igual que ocurre con las importaciones, la exportación de un bien responde en la mayoría de las ocasiones a motivaciones económicas.

Existen alternativamente otras casuísticas en las cuales se exportan bienes o servicios sin ánimo de lucro, como es el caso de una importante parte de los medicamentos o la ayuda humanitaria.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario